El viaje por el Yangtsé, un sueño para muchos

El recorrido de dos días llega hasta la represa de las Tres Gargantas; otro sigue hasta el mar
Antonio Broto
(0)
3 de junio de 2015  

PEKÍN.- Los cruceros turísticos como el que naufragó anteanoche en el río Yangtsé, el más largo de Asia, se convirtieron en un viaje que muchos chinos sueñan con hacer alguna vez en su vida, aunque su popularidad se redujo en la última década, luego de la inauguración de la represa de las Tres Gargantas, en 2008.

Aproximadamente la mitad de los 6300 kilómetros de longitud de este río son navegables por barcos de gran calado, desde la ciudad central de Chongqing hasta su desembocadura en el Mar de China Oriental, y constituye una de las vías fluviales más concurridas del mundo: unos 50.000 barcos al año circulan por su curso medio.

La mayor parte de los barcos que navegan por esas aguas de color grisáceo son buques de carga, que llegan a transportar unos 800 millones de toneladas anuales, aunque también son populares los buques de pasajeros, con unos 60 millones de personas cada año.

El viajero por el Yangtsé suele ser un turista, ya que la travesía por el río no puede competir en tiempo ni en precio con el tren o el avión.

El precio de un viaje de dos días entre Chongqing y la represa, el tour más habitual, suele rondar los 2000 yuanes (320 dólares) en barcos convencionales con capacidad para unas 300 personas, aunque también hay cruceros de lujo y en lanchas rápidas.

El gran atractivo de estos cruceros es conocer las Tres Gargantas, la zona del curso medio del Yangtsé en la que el valle por el que discurre el río se estrecha y queda rodeado de verdes montañas, aunque la construcción de la represa homónima restó mucha espectacularidad a esas vistas.

El embalse, situado cerca de la ciudad de Yichang, en la provincia de Hubei (la misma en la que ocurrió el naufragio), hizo subir el nivel del agua unos 100 metros en la zona, lo que inundó reservas naturales y pobladas. Un millón de personas tuvieron que ser realojadas.

Pese a ello, los cruceros continúan por el río que los chinos consideran, junto al Amarillo, el corazón de su civilización, aunque ahora los turistas suelen quedar más impresionados por la inmensidad del dique de la represa de Yichang que por los valles fluviales que el río ya no serpentea.

Lo normal es que los cruceros por el Yangtsé sólo recorran el tramo entre Chongqing y la represa de las Tres Gargantas, pero es posible continuar hasta el mar (los buques pueden pasar el desnivel de la represa mediante un sistema de esclusas similar al del Canal de Panamá).

El viaje puede durar entre siete y ocho días, cuando el barco va en la misma dirección que el caudal, hacia el mar, y algo más si va en dirección contraria.

Normas

Esporádicas colisiones en el río se reportan cada año -son más comunes entre los grandes buques de carga que de pasajeros-, por lo que los cruceros suelen cumplir estrictas normas de seguridad, que incluyen provisiones de chalecos y botes salvavidas, o límites estrictos en el número de ocupantes de esos barcos.

"Me sentí segura al viajar en el barco, porque el río en general es tranquilo", contó Lin Rong, una jubilada de 61 años que recientemente hizo uno de estos cruceros.

"Parece que esta vez el barco tuvo la mala suerte de sufrir un ciclón", comentó Lin, que señaló que se sintió más segura en esa travesía que en las que hizo por mar.

Los peores naufragios de los últimos años

27-9-1994

En Finlandia, el hundimiento del ferry Estonia causó 852 muertos.

25-12-1996

Murieron 283 inmigrantes en el naufragio del Franship, en Malta.

26-9-2000

El hundimiento del transbordador griego Samena Express dejó 80 muertos en aguas griegas.

26-9-2002

El buque senegalés Le Joola tardó menos de cinco minutos en hundirse frente a la costa de Gambia; hubo 984 muertos.

10-7-2011

A 800 km al este de Moscú, el crucero Bulgaria se partió en el Volga; 122 personas murieron.

14-1-2012

El naufragio del crucero Costa Concordia causó 32 muertos frente a la isla del Giglio, en el Mediterráneo.

16-4-2014

Murieron 304 personas al hundirse el ferry Sewol, en aguas de Corea del Sur.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.