Elecciones en España: quiénes son los candidatos a presidente

Los principales candidatos a la Presidencia del gobierno de España llamaron hoy a una participación masiva
Los principales candidatos a la Presidencia del gobierno de España llamaron hoy a una participación masiva Fuente: AP - Crédito: Alberto Saiz
(0)
28 de abril de 2019  • 11:44

Hoy más de 36,8 millones de ciudadanos están llamados a votar en los centros de electorales de España, en unas elecciones generales marcadas por la polarización nacionalista, el ascenso de la ultraderecha y la incertidumbre de resultados en los que está en juego la continuidad de un gobierno progresista o un giro radical hacia la derecha.

Al votar, los principales candidatos a la Presidencia llamaron a una participación masiva. A continuación, un pequeño perfil de cada uno.

Pedro Sánchez, el desafío de ser presidente, esta vez con votos (PSOE)

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez Fuente: AFP - Crédito: Cristina Quicler

  • Origen: Madrid
  • Edad: 47
  • Familia: casado, dos hijos

Es el primer presidente que llega al poder en España por una moción de censura. Busca ahora ser revalidado en el cargo. Su historia es una de "segundas oportunidades". Fue defenestrado de la conducción del socialismo y fue capaz de volver. Ahora, en la presidencia, tuvo que llamar a elecciones generales, en las que busca imponerse. Fue capaz de cortar con la línea tradicional del partido: no goza de la simpatía del expresidente Felipe González ni de buena parte de su entorno. Subestimado dentro y fuera de su partido, el economista madrileño sorprendió demostrando ser un hueso duro de roer, imagen que hace valer en su cartel electoral, una foto en blanco y negro en la que luce un gesto serio, con aire cinematográfico. Intenta transmitir seguridad y fortaleza ante el momento crucial que vive España. Su lema ha sido "poner un cordón sanitario" a la derecha.

Pedro Sánchez fue el primer candidato en votar y al hacerlo, dijo que espera que los españoles "manden un mensaje claro para que haya una mayoría amplia para gobernar". "El deseo que me gustaría trasladar es que sea una jornada de puertas abiertas hacia el futuro", añadió.

Pablo Casado, una cara joven para un partido desgastado (PP)

Pablo Casado
Pablo Casado

  • Origen: Palencia
  • Edad: 38 años
  • Familia: casado, dos hijos

En julio pasado fue elegido líder del PP, al que decidió imprimirle un giro más hacia la derecha, en la línea del expresidente José María Aznar, y apartado de su predecesor en el cargo, el expresidente Mariano Rajoy. La llegada de Casado fue vista como el paso adelante de una nueva generación de políticos dentro del partido, lo que le generó antipatías internas al desplazar a figuras tradicionales. Antes de su llegada al liderazgo partidario, el 21 de julio de 2018 -por medio de elecciones internas, en las que se impuso a la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría-, al PP ya le había surgido un importante competidor por el centro, Ciudadanos, que desafiaba su hegemonía. Pero la sorpresiva irrupción de Vox, por la derecha, hizo temer un descalabro. Su lema de campaña fue la necesidad de "unir a la derecha" bajo el liderazgo del PP. Algo que ahora se pone en duda.

"Pido máxima participación. Lo que salga de las urnas va a condicionar el futuro de España. Me gustaría un gobierno estable", remarcó hoy el líder del PP, último candidato en votar.

Pablo Iglesias, la voz de los indignados que perdió impulso (Podemos)

Pablo Iglesias
Pablo Iglesias Fuente: AFP

  • Origen: Madrid
  • Edad: 40 años
  • Familia: casado, dos hijos

Líder de Podemos, el partido de izquierda radical que surgió como voz institucional del movimiento de los "indignados", hace tres años era una figura emergente indiscutible. Hoy lucha por mantener a la formación en el cuarto lugar tras una importante crisis en su partido y errores propios, entre ellos, haberse mudado a un caserón en un barrio cerrado luego de haber censurado a los políticos que viven de esa manera y "dejan de sentir los problemas de la gente común". Afrontó en la última Legislatura fuertes tensiones internas que acabaron incluso con la salida de la dirección de algunas de las figuras más destacadas y compañeros suyos en la fundación de la agrupación. Iglesias sostiene que ellos son "la única garantía" de un gobierno de izquierda en España, y desliza que la formación oficialista PSOE terminará "acordando con la derecha de Ciudadanos".

Hoy votó y dijo, seguro: "En España hay una amplia mayoría progresista".

Albert Rivera, el moderado al que lo traicionan sus nervios (Ciudadanos)

Albert Rivera
Albert Rivera Fuente: AFP

  • Origen: Barcelona
  • Edad: 39 años
  • Familia: divorciado, una hija

Presidente y fundador de Ciudadanos, un partido que nació en 2006, en Barcelona, de raigambre liberal y con el lema del "sentido común". Fue la voz de la moderación, aunque en esta campaña se volcó más a la derecha, en la competencia con Vox. Hábil orador y muy dialéctico, fue el claro ganador en el primero de los dos debates presidenciales, pero su permanente tensión y nerviosismo le jugaron en contra en el segundo y en el tramo final de la campaña. La expectación y la popularidad de su partido, una fuerza emergente hacia la que miran los que buscan nuevos colores en el Parlamento, se deben en gran parte a su carisma. Sin embargo, su éxito no está exento de cierta ambigüedad y mientras unos lo aclaman, otros lo tildan de populista. Su propuesta es superar al Partido Popular (PP) y convertirse en el referente de la derecha.

Al votar en Barcelona, declaró ante la prensa: "No son unas elecciones cualquiera. Nos jugamos si queremos seguir unidos, si queremos seguir siendo ciudadanos libres e iguales, si queremos una España que mire al pasado o al futuro, una España de extremos o centrada".

Santiago Abascal, la sorpresa que reivindica el tradicionalismo (VOX)

Santiago Abascal
Santiago Abascal Fuente: AFP - Crédito: CRISTINA QUICLER

  • Origen: Bilbao
  • Edad: 43
  • Familia: casado, cuatro hijos

Viene del PP y fue concejal en el País Vasco cuando, con la banda terrorista ETA activa, eso lo convertía en potencial blanco. En noviembre de 2013 anunció su abandono de militancia en el PP alegando diferencias irreconciliables con su dirección. Se mostró en desacuerdo con la actuación del partido frente a los casos de corrupción que lo salpicaban, con la política antiterrorista frente a la ETA de Rajoy y del PP del País Vasco, y con la política frente a los nacionalismos vasco y catalán. Se declara un político sin complejos que encarna "las causas genuinas" de España -y de la derecha radical-. Conecta emocionalmente con el público, reivindica lo "tradicional" de España, como la caza y los toros y su pasado imperial. Desprecia los movimientos de género y el feminismo. No tiene un programa sólido de gobierno. Su principal discurso es la crítica a la política tradicional "corrupta y cobarde".

Al dirigirse a las urnas, habló con los medios de comunicación, sostuvo que las elecciones "van a tener carácter histórico" y pidió que "se respeten los resultados".

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.