Elecciones en Paraguay: abrieron las urnas y el pueblo vota entre un aliado de Lugo y un joven ligado a la dictadura

Esta noche se conocerá al elegido para reemplazar en el puesto a Horacio Cartes
Esta noche se conocerá al elegido para reemplazar en el puesto a Horacio Cartes Fuente: AP
(0)
22 de abril de 2018  • 11:54

ASUNCIÓN.- Los paraguayos salieron a votar para definir su próximo presidente, en una contienda que enfrenta al candidato oficialista ligado a la dictadura y amplio favorito, el conservador Mario Abdo Benítez, y al liberal Efraín Alegre, un aliado del expresidente Fernando Lugo que busca por segunda vez la presidencia pero está abajo en los sondeos.

Tras una campaña dominada por la apatía del electorado y el malestar hacia la dirigencia política, Abdo Benítez encabeza las encuestas con cerca de 26% de diferencia en la intención de voto, con lo que parte con grandes posibilidades de mantener al Partido Colorado al frente del país.

"Siempre hemos hablado sobre propuestas específicas, porque conocemos el Paraguay , conozco este país, a su gente, los desafío, las necesidades de nuestro pueblo", declaró "Marito" tras emitir su voto esta mañana en Asunción, saliendo al cruce de las bajas expectativas de cambio.

El claro favoritismo de Abdo Benítez trasladó parte de la emoción y las expectativas a lo que pueda suceder en el Senado, una institución con un peso determinante en los resortes políticos y administrativos de Paraguay.

Mario Abdo Benítez
Mario Abdo Benítez Fuente: Reuters

Alegre lidera la alianza GANAR, integrada por su Partido Liberal y el Frente Guasu, la coalición de izquierda que lidera Lugo, ahora presidente del Senado.

Los dos candidatos llegan a estas elecciones después de un debate, el domingo pasado, en el que demostraron coincidencias y afinidades en temas centrales como el modelo económico, así como en la reforma de la Justicia para combatir la corrupción y la impunidad.

La apuesta de los colorados es que sus seguidores voten "de punta a punta", es decir que no corten boleta, una consigna coreada de manera cada vez más destemplada desde el palco de campaña, a medida que se sucedían los actos.

El clímax de la disciplina partidaria estuvo a cargo del actual presidente, Horacio Cartes , en un acto de "Marito", como le dicen al candidato colorado. "Vamos a advertir bien, cuidado que nadie es héroe luchando contra su propia bandera, y ruego que no se escuche que correligionarios hayan trabajado para otro partido, porque todo se sabe, y eso sería como un hijo que traiciona a su padre", bramó Cartes.

La lucha en el Senado promete más variedad. Se anticipa que el Frente Guasu de Lugo sumará varias bancas y se hará una fuerza respetable que obligará a los colorados, en caso de confirmarse su triunfo, a negociar con la izquierda al menos parte de la agenda política.

El voto de Efraín Alegre
El voto de Efraín Alegre Fuente: AFP

El favorito

El joven Mario Abdo Benítez, de 46 años, llega al día de la elección con una cómoda ventaja según la mayoría de los sondeos. Hijo del secretario privado del dictador Alfredo Stroessner, que gobernó Paraguay con mano de hierro por 35 años hasta 1989, venció en la interna partidaria por la candidatura a la corriente del actual mandatario Horacio Cartes.

"Pueden buscar abajo de las piedras si quieren y no van a encontrar nunca una inconducta en mi vida pública, en mi vida política", dijo Abdo en respuesta a los que critican sus lazos indirectos con la dictadura. "Nunca negué y nunca escondí mi identidad", agregó.

Aunque no hay grandes diferencias a nivel de propuestas macroeconómicas entre los candidatos, Abdo, promete mantener el rumbo actual, los tributos bajos y exenciones para estimular la inversión extranjera y la producción del agro del país, cuarto exportador mundial de soja.

El exsenador educado en Estados Unidos también ha aseguró que quiere tender lazos con China sin comprometer su vínculo diplomático con Taiwán.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.