Gran Bretaña. Escocia vuelve a ganar poder y reflota el sueño de la independencia