Los que dudan de la ofensiva. Esta vez los líderes árabes dicen "no"