Exitoso rescate de los 33 mineros chilenos, tras 70 días de encierro

Después 22 horas de un operativo impecable, Chile festeja el salvamento de los trabajadores atrapados bajo 622 metros de roca; también llegaron a la superficie los rescatistas que descendieron para colaborar con las tareas; el presidente Piñera y todo un país viven emocionados la gran hazaña
(0)
14 de octubre de 2010  • 00:41

MINA SAN JOSE, Chile.- Luís Urzúa, de 54 años, subió a la superficie poco antes de las 22 y se convirtió en el último de los 33 mineros en ser rescatado tras quedar atrapados desde el 5 de agosto en la mina San José, en el norte de Chile, a 700 bajo tierra.

Urzúa, topógrafo y jefe de turno el día en que se produjo el derrumbe, emergió a las 21.55 luego de recorrer un ducto de 622 metros de extensión y 66 cm de diámetro, y se convirtió en el minero que más tiempo pasó encerrado en una mina en todo el mundo.

El minero fue recibido por su hijo, que trató de contener sin éxito la emoción. Tras el rescate de los 33 mineros, quedan aún los socorristas que descendieron a la mina para ayudar a los trabajadores en el proceso, y que serán izados en las próximas horas.

Convertido a la fuerza en el líder de un grupo obligado a vivir en oscuridad perpetua, Urzúa mantuvo el orden, el humor y la cohesión entre sus gente, dándoles misiones y sentido de solidaridad. Repartió los espacios en las galerías subterráneas y logró que sus hombres comieran sólo dos cucharadas de atún cada 48 horas, cuando el salvamento parecía imposible y no había comunicación con la superficie.

Toda su humanidad quedó reflejada además en su primer contacto con las autoridades. Antes que pedir ayuda, preguntó por el destino del grupo de mineros que había abandonado el fondo del yacimiento, minutos antes del derrumbe del 5 de agosto. Cuando supo que estaban vivos, estalló en gritos de alegría con sus compañeros, con quienes compartía sólo desde hacía dos meses, tras su incorporación como trabajador a la mina San José.

Al salir de la cápsula de salvamento, el presidente Sebastián Piñera fue uno de los primeros que lo recibió con un fuerte abrazo y unas cálidas palabras donde le transmitió el orgullo que sentía por el liderazgo ejercido tras la tragedia, todo ello trasmitido en vivo al mundo en forma directa.

"Bajo un mar de rocas, estamos esperando que todo Chile haga fuerza para que nos puedan sacar de este infierno", dijo el minero al mandatario el 24 de agosto. "Sé que ha sido un infierno, pero es un infierno que le ha significado a todo nuestro país una resurrección en el ánimo, en la fuerza, en la esperanza", lo interrumpió el presidente.

Video

Historia del rescate. La épica minera comenzó a llegar a su fin en los primeros minutos de hoy, cuando el primer hombre, Florencio Avalos, de 31 años, salió de una jaula de acero izada por un cable a lo largo de un extenso túnel y con 70 centímetros de diámetro, en un ducto que demoró más de un mes en construirse.

Detrás de Avalos, siguió Mario Sepúlveda, de 40 años, y quien tras ser izado del yacimiento y relatar algunas de las vivencias a 700 metros de profundidad, desempolvó una bolsa amarilla y sacó de ella pequeños pedazos de piedras que regaló a los jefes del rescate y al presidente Piñera.

Los protocolos del equipo de rescate contemplan que una vez que el minero es rescatado es sometido a rápidos chequeos médicos en un hospital de campaña en el campamento, y más tarde transportado en grupos de dos, tres o cuatro mineros en helicóptero de la fuerza aérea chilena hasta el hospital de Copiapó, en un trayecto de unos 15 minutos.

Video

La operación fue seguida atentamente por el presidente chileno, el ministro de Minería Laurence Golborne y el jefe del operativo Andrés Sougarret, mientras que los familiares lo siguieron por pantallas de televisión.

El estado de salud. La situación de salud de los primeros mineros rescatados desde el fondo de la mina "es bastante buena", afirmó el ministro de Salud, Jaime Mañalich, en una conferencia de prensa en las afueras del yacimiento.

No obstante, Mañalich informó que uno de los mineros sufre de neumonía y varios tienen la piel afectada. Además dijo que un gran número de los trabajadores salvados tiene problemas de caries en la boca y que dos deberán soportar anestesia general para el tratamiento odontológico, dado el daño evidenciado en sus dientes.

La cápsula. Los mineros fueron izados en una cápsula de acero, de unos 400 kilos y 53 centímetros de diámetro, pintada con los colores de la bandera chilena, blanco, azul y rojo. La jaula, bautizada como Fénix, por el ave mitológica que renace de sus cenizas, bajó primero a un rescatista y más tarde a un paramédico, los encargados de ayudar no sólo a evaluar el estado de los mineros, sino a los mismos a ubicarse dentro de la estrecha cápsula.

Contrario a lo previsto, el gobierno permitió observar la salida del minero de la jaula, desde una plataforma a unos 150 metros de distancia, y también difundió imágenes del fondo del socavón y en las que se puede observar al grupo de hombres en pantalones cortos, sin camisas y aplaudiendo al ver llegar su vía de escape.

Aunque no estaba planeado que familiares estuvieran en la plataforma donde salen los mineros y ni siquiera que los medios pudieran observar desde lejos esa salida, Piñera dijo que accedió ante los ruegos de hijos de los mineros.

Orgullo del presidente. Después del primer rescate, Piñera tomó la palabra en las inmediaciones de la mina y se dirigió a los medios y los presentes. "El 13/10/10, nuevamente el número mágico del 33, el primer minero ha sido rescatado de una forma que ha enorgullecido a todos los chilenos", continuó el mandatario. "Quiero en esta noche de tantas emociones agradecer a Dios, porque sin su ayuda esto no hubiera sido posible", dijo Piñera y luego agradeció también a los rescatistas y funcionarios.

En tanto, el presidente aseguró que esa mina "no se va a volver a abrir mientras no asegure y garantice que la integridad y la vida de los trabajadores están plenamente resguardadas" y añadió que el gobierno chileno está realizando un proceso de "revisión completo de las reglas d seguridad" de los yacimientos del país. Además, Piñera anunció que en la mina San José se construirá "un memorial para que esta verdadera hazaña se mantenga en nuestra memoria y nos guíe en nuestro futuro".

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.