Independencia. Gran Bretaña en vilo: ventaja inicial del no en Escocia