Investigan si la mujer del tirador de Orlando tuvo participación en el ataque

Noor Salman, que fue interrogada ayer, habría tenido conocimiento de los planes de Omar Mateen; lo acompañó a recorrer posibles blancos
(0)
16 de junio de 2016  

Agentes del FBI recogen evidencia en el estacionamiento de la disco donde se perpetró el atentado
Agentes del FBI recogen evidencia en el estacionamiento de la disco donde se perpetró el atentado Fuente: Reuters - Crédito: Adrees Latif

ORLANDO.- La investigación de la masacre terrorista en la disco gay de Orlando avanzó ayer sobre la mujer del atacante, que podría tener la llave para entender qué llevó a Omar Mateen, de 29 años, a perpetrar la peor masacre en la historia del país. Según revelaron ayer diversas fuentes, la mujer estaba al tanto de los planes del joven de ascendencia afgana e incluso lo acompañó en algunos recorridos para buscar potenciales blancos.

Los investigadores federales sostienen que Mateen se habría radicalizado por sí solo y que no hay evidencia de que recibiera ayuda o instrucciones de grupos externos como Estado Islámico (EI), que de todos modos saludó la masacre con euforia y dijo que era obra de un "soldado del califato".

De acuerdo con fuentes policiales y otras autoridades cercanas al caso, la mujer de Mateen, Noor Salman, conocía cabalmente los planes del que se convirtió en el tiroteo más letal en la historia moderna de Estados Unidos. La mujer fue interrogada ayer y podría enfrentar cargos criminales.

"Tenía algún conocimiento de lo que sucedía (...) Definitivamente ella es, se puede decir, una persona de interés ahora mismo y al parecer estaría cooperando y puede ofrecernos cierta información importante", dijo el senador Angus King, miembro de la Comisión de Inteligencia del Senado.

Salman, que fue interrogada ayer, habría estado junto a Mateen cuando el joven converso al extremismo islámico buscaba posibles blancos de ataques en los últimos dos meses, incluyendo el complejo turístico Disney World en abril y el centro comercial Disney Springs y la disco gay Pulse a principios de junio. Al cabo de esas giras el lugar elegido fue finalmente Pulse, donde quedó un tendal de 49 muertos y 53 heridos.

El fiscal federal de Estados Unidos, Lee Bentley, afirmó que era demasiado pronto para discutir sobre potenciales acusaciones contra otros individuos. "No voy a especular sobre cargos -dijo Bentley-. Es prematuro hacerlo."

Los medios norteamericanos reconstruyeron, sin embargo, que la pareja habría vigilado la disco entre el 5 y el 9 de junio, pocos días antes de la masacre. Y que además fueron juntos a comprar el fusil semiautomático AR-15 que usó el asesino, como quien va de paseo en familia al centro comercial.

Vigilancia

Orlando queda a dos horas de donde vivía Mateen, en la localidad de Fort Pierce, también en el estado de Florida. El alcalde de Orlando, Buddy Dyer, sostuvo que el asesino estuvo manejando por la zona el sábado a la noche antes de perpetrar la matanza, alrededor de las dos de la mañana. Para esta última vigilia no se tienen indicios de que estuviera con Salman.

Mateen, un musulmán nacido en Estados Unidos, fue eventualmente abatido por equipos de SWAT.

"Lo que yo sé con certeza es que estuvo manejando por la zona esa noche y visitó varios lugares", dijo Dyer. Consultado sobre dónde exactamente estuvo Mateen y si eran ciertas las versiones de que antes visitó parques de diversión, el alcalde respondió que esas versiones eran "bastante acertadas".

Además de la compañía, los planes y los recorridos, los investigadores intentan descifrar el desequilibrio mental que disparó el brote asesino de Mateen.

Por lo pronto se sabe que en 2007 aprobó una evaluación psicológica como parte de su solicitud para ser guardia de seguridad. Las pruebas determinaron que Mateen era mental y emocionalmente estable y fue contratado por Wackenhut Corp., que pasó a llamarse G4S Secure Solutions.

Nueve años después, juró lealtad a la milicia de EI y le entregó 49 víctimas. Una sobreviviente de la masacre de la disco, Patience Carter, lo escuchó decir en las horas de tensión que duró el asalto: "Dejen de bombardear mi país", en alusión a Afganistán, de donde emigraron sus padres.

La casa paterna se convirtió precisamente ayer en otro foco de atención en el caso y de peregrinación periodística. Mir Seddique Mateen, padre del autor de la matanza de Orlando, improvisó una conferencia de prensa en la que condenó la incursión criminal de su hijo y subrayó que no le perdonaba el daño que hizo. También rechazó la versión de que fuera homosexual, que circuló horas después del atentado. "Lo habría detenido", dijo de haber sabido sobre los planes terroristas de su hijo, y pidió perdón a las víctimas y familiares.

El presidente Barack Obama, que durante sus dos mandatos ha pregonado sin éxito la limitación del acceso a las armas en Estados Unidos, viajará hoy a Orlando para dar apoyo a la comunidad.

La familia de Mateen, en el ojo del huracán

  • Las autoridades creen que la mujer de Omar Mateen, Noor Salman, estaba al tanto del ataque terrorista y que lo ayudó en la etapa de planificación, pero son reacias a procesarla sólo con esa premisa
  • Según medios estadounidenses, ambos salieron juntos en más de una ocasión a seleccionar el objetivo de ataque. Entre los evaluados estaban Disney World y el centro comercial Disney Springs
  • El padre del jihadista, Mir Seddique Mateen, nacido en Afganistán, dijo que no le perdona a su hijo el daño causado a inocentes y pidió perdón a los sobrevivientes y familiares de las víctimas

Agencias EFE, ANSA, AP y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.