Coronavirus: Italia supera los 10.000 muertos y crece el temor a las protestas sociales

El gobierno lanzó bonos alimentarios para los sectores más vulnerables del sur del país, ante el miedo a que la parálisis de la economía desencadene revueltas y saqueos; se registraron 889 muertos en un día, mientras que los casos siguen a la baja
El gobierno lanzó bonos alimentarios para los sectores más vulnerables del sur del país, ante el miedo a que la parálisis de la economía desencadene revueltas y saqueos; se registraron 889 muertos en un día, mientras que los casos siguen a la baja Fuente: Reuters
Elisabetta Piqué
(0)
29 de marzo de 2020  

ROMA.- En medio de temores de estallidos sociales en el empobrecido sur del país debido al bloqueo para detener la pandemia, el número de muertos por el Covid-19 rompió una dramática barrera en Italia: hubo 889 muertes más en 24 horas, aunque menos que en la víspera (969), lo que elevó el total a 10.022, según datos de la Protección Civil.

Las autoridades consignaron que se registraron 3651 casos positivos más en Italia, una sensible tendencia a la baja con relación a anteayer, pero de todos modos apabullante en el marco de un total de 92.472 contagiados.

La mayoría de las muertes fueron en Lombardía, la región más afectada y la locomotora de Italia, en el norte, donde murieron hasta ahora 5944 personas y en las últimas 24 horas, más de 500. De las 70.065 personas actualmente infectadas en Italia, 39.533 se encuentran en aislamiento domiciliario; 3856, en terapia intensiva (1319 en Lombardía), y 26.676 están internadas con síntomas (11.152 en Lombardía).

La buena noticia fue el número récord de personas que se recuperaron: 1434 en las últimas 24 horas, algo que hizo aumentar el número a 12.384, destacó el jefe de la Protección Civil, Angelo Borrelli, que después de dos días de ausencia debido a una gripe (resultó negativo a un test), volvió a aparecer en la conferencia de prensa cotidiana, seguida religiosamente por millones de italianos.

Borrelli destacó la enorme solidaridad de los italianos, que en las últimas semanas donaron a una cuenta corriente abierta por la Protección Civil más de 61 millones de euros.

En tanto, en el marco del creciente temor a que se desencadenen protestas sociales debido a la parálisis económica de Italia, con mucha gente de la economía informal que ya no trabaja, y por lo tanto tampoco cobra, el primer ministro Giuseppe Conte anunció medidas urgentes.

"Somos conscientes de que muchas personas, al margen del encierro en casa, algo a lo que los italianos no estábamos acostumbrados, también tienen graves sufrimientos económicos", admitió el premier, que habilitó un fondo de urgencia de 4300 millones de euros para los alcaldes de todo el país, que con este dinero deberán repartir a los más necesitados "bonos-compra" para alimentos y artículos de primera necesidad, como medicamentos.

"No queremos dejar a nadie solo, abandonado a sí mismo. Estamos todos en el mismo barco, debemos ayudar a quien está en mayor dificultad", señaló Conte, que anunció además que otros 400 millones de euros servirán para el mismo objetivo.

El premier apareció junto al ministro de Economía, Roberto Gualtieri, que explicó que otras medidas ya tomadas en el decreto "cura Italia" -con 25.000 millones de euros de ayudas para hacerle frente a la emergencia- están tratando de implementarse lo antes posible, a través de una agilización de la lenta burocracia italiana.

Cierre de escuelas

El primer ministro confirmó, por otro lado, que seguirá el cierre de escuelas y universidades. En cuanto a la suspensión de las actividades productivas no esenciales, Conte adelantó que aún era demasiado temprano para saber si ésta se prolongará más allá de la fecha del 3 de abril.

"La prioridad sigue siendo la salud de los ciudadanos", indicó Conte, al destacar, de todos modos, la presencia "concreta" del Estado para ayudar a quienes no tienen recursos.

No sorprendió el anuncio de medidas para ellos visto que en los últimos días comenzaron a darse episodios inquietantes en muchas ciudades y pueblos del sur, tal como informó el diario La Repubblica .

En la ciudad de Bari, por ejemplo, una funcionaria de la comuna se vio obligada a llevarle alimentos a una familia que subió un video mientras gritaba desde el balcón de su casa que ya no tenía más dinero para las compras.

En las redes sociales aparecieron videos que llaman al saqueo de los supermercados. En uno que se volvió viral se ve a un padre junto a su hija que se come una rodaja de pan con Nutella, que le advierte a Conte y al alcalde de Palermo (Sicilia), Leoluca Orlando: "Si mi hija ya no puede comer un pedazo de pan, nosotros iremos a asaltar a los supermercados".

De hecho, en Palermo, el jueves pasado hubo un intento de saqueo en un supermercado debido a un grupo que comenzó a gritar "¡Basta de estar en casa, no tenemos plata para pagar, tenemos que comer".

Informe

La protesta estuvo relacionada con un grupo de Facebook llamado "Revolución Nacional", que ya cuenta con miles de adeptos y tiene una cita para la semana que viene: "Quien esté listo para la guerra el 3 de abril tiene que sumarse a este grupo. Para hacernos oír debemos saquear los supermercados como hacen en Siria y en España. La protesta verdadera es ésta, así entienden a lo que hemos llegado".

No por nada desde anteayer los hipermercados de Palermo cuentan con escoltas de policía y carabineros. Lo cierto es que desde hace días en el Ministerio del Interior italiano circula un informe de inteligencia que, justamente, advierte de un "potencial peligro de revueltas y rebeliones, espontáneas u organizadas, sobre todo en el sur de Italia donde la economía informal y la capilar presencia de la criminalidad organizada son dos de los principales factores de riesgo".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.