Renovación en Pekín. La incertidumbre política en China acecha a la economía