La "reina" que controla el narcotráfico en México

Una mujer de 42 años es la nueva líder de los carteles
(0)
8 de mayo de 2003  

MEXICO.- Una mujer conocida como "la reina del Pacífico" controla el tráfico marítimo de drogas desde Colombia hasta Estados Unidos y es buscada por las autoridades mexicanas y estadounidenses, según informes difundidos ayer.

Bella, inteligente y discreta, Sandra Avila Beltrán se convirtió en una figura destacada del narcotráfico en el oeste de México tras formar una federación de "capos" para importar droga de Colombia, según una investigación publicada ayer por el diario Reforma.

Citando reportes de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) de México y de la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA), Reforma señaló que Avila, que habría lavado unos 22,5 millones de dólares del narcotráfico y nunca estuvo presa, es buscada en ambos países por tráfico de drogas y crimen organizado.

"Por sus actividades, sus contactos y su influencia en el mundo de las drogas, a esta mujer que domina la zona marítima desde Colombia hasta Estados Unidos desde su sede en Guadalajara, ya se la conoce en algunos círculos del crimen organizado como "la reina del Pacífico"", asegura el diario.

Reforma destaca que ninguna mujer ha liderado el narcotráfico como esta morocha de 42 años y ojos grandes, nacida en el Estado mexicano de Baja California y sobrina de Miguel Angel Félix Gallardo, uno de los primeros narcotraficantes de México.

Amor y negocios

Las autoridades mexicanas habrían empezado a notar la presencia e importancia de Avila en diciembre de 2001, tras el decomiso de una embarcación con 9,5 toneladas de cocaína que ella operaba, en el puerto de Manzanillo, al norte de Guadalajara. Sin embargo, esta mujer estaría involucrada en el tráfico de drogas desde hace unos 15 años.

Además de haber hecho negocios con muchos de los narcotraficantes más importantes del país, Avila se habría relacionado sentimentalmente con algunos de ellos y se habría casado con dos comandantes de la policía judicial federal.

Según Reforma, su pareja actual es el colombiano Juan Diego Espinosa Ramírez, alias El Tigre, supuesto integrante de una organización internacional de droga con sede en Colombia. Avila y Ramírez encabezan la federación de capos de los narcos que importan droga.

Avila no acostumbra portar armas ni rodearse de custodios, agregó, y para justificar sus ingresos abrió hace un par de años dos clínicas de bronceado.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.