Los Boeing 737 MAX volverían a Europa a fines de enero tras dos años de prohibición

El modelo no volaba desde los accidentes de Indonesia en 2018 y Etiopía en 2019 que causaron la muerte de 346 personas
El modelo no volaba desde los accidentes de Indonesia en 2018 y Etiopía en 2019 que causaron la muerte de 346 personas
(0)
24 de noviembre de 2020  • 15:50

PARIS (Reuters).- Los reguladores europeos comenzaron el martes un cronograma destinado al regreso del Boeing 737 MAX a los cielos de Europa a principios del 2021, después de una prohibición para volar de casi dos años causada por dos fatales accidentes.

La Agencia de Seguridad Aérea de la Unión Europea (EASA) estableció las condiciones para volver a poner en servicio los aviones, incluida una nueva capacitación para los pilotos y una actualización del software MCAS implicado en los accidentes que mataron a un total de 346 personas en 2018 y 2019.

La publicación del calendario el martes marca el comienzo de un período de comentarios de 28 días, que según la EASA conducirá a un inicio formal de los vuelos a partir de mediados de enero, una vez que se haya estudiado toda la información.

El tiempo que tardarán en reanudarse los vuelos en Europa dependerá de la formación de los pilotos y del tiempo que las aerolíneas necesitan para actualizar el software MCAS y llevar a cabo otras acciones ordenadas por EASA.

Los vuelos en Estados Unidos se reanudarán el 29 de diciembre, unas seis semanas después de que el principal regulador de Boeing, la Administración Federal de Aviación (FAA), levantara su propia prohibición el 18 de noviembre.

Los accidentes en Indonesia y Etiopía provocaron una gran cantidad de investigaciones que culparon a Boeing por un diseño deficiente y a la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos por una supervisión laxa.

Los investigadores han dicho que la versión recién mejorada del jet más vendido del mundo sufrió inconvenientes porque el MCAS- que presiona hacia abajo el morro del avión de forma automática para evitar una pérdida de sustentación- fue activado por datos erróneos del "ángulo de ataque" procedente de un único sensor.

Aunque el avión tiene dos de estos sensores, solo uno fue diseñado para usarse a la vez, privando al otro de una copia de seguridad. Las nuevas reglas imponen cambios en el diseño para mantener a ambos activos.

"Un problema fundamental del MCAS original es que muchos pilotos ni siquiera sabían que estaba allí", dijo la EASA en un comunicado en el que explicó por qué insistió en una revisión más amplia, lo que según las fuentes de la investigación lo puso en desacuerdo en ocasiones con la FAA.

"En la versión del accidente no había luz de advertencia para que el piloto se diera cuenta de que el sensor estaba defectuoso, lo que hacía casi imposible determinar la principal causa del problema", dijo la EASA.

Algunos reguladores habían estado esperando la decisión de EASA antes de levantar sus propias medidas respecto a una crisis de seguridad de 20 meses que puso a prueba la confianza en el liderazgo de la aviación estadounidense.

Se espera que Canadá y Brasil levanten las prohibiciones en unos días, pero persiste la incertidumbre sobre los planes de China, el mercado aeronáutico más grande y el primero en prohibir el modelo en marzo de 2019.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.