Los yawalapitis, la milenaria tribu que vive en el corazón del Mato Grosso

Desde hace más de mil años, mantienen sus tradiciones y conmemorar llamativos rituales hacia sus líderes
(0)
18 de mayo de 2012  • 11:35

Los yawalapitis es una tribu milenaria asentada en un área reservada del Mato Grosso, en el corazón de Brasil. Unos 5500 aborígenes conviven distribuidos en distintas etnias y mantienen sus costumbres y sus rituales desde hace más de diez siglos.

Justo donde la enorme sabana central de Brasil se reúne con la jungla amazónica, en las riberas del río Tuatuari, el jefe Aritana de los yawalapitis encabeza una tribu de 180 personas que hace medio siglo sufría la amenaza de extinción.

La historia de los indios brasileños es trágica ya que, según se estima, la población indígena decayó a unos 350.000 de los 6 millones que había en tierra brasileña en 1500, cuando llegaron los portugueses. Sin embargo, durante las últimas dos décadas se ha producido una recuperación gradual de la población indígena, principalmente gracias a la mejor atención médica.

La tribu de Aritana es uno de esos casos. Ahora, 12 casas se alzan en un círculo alrededor de un área del tamaño de dos canchas de fútbol, cuyo suelo es duro y polvoriento durante la estación de sequía.

En la década del 40, la llegada de los hermanos Villas Boas, los más famosos indigenistas de Brasil, inició el renacimiento de la tribu yawalapiti. El principal logro de los Villas Boas, que significó una nominación al premio Nobel, fue la creación, a principios de la década del 60, del Parque Indígena Xingu, que dio a 17 tribus el derecho a ocupar sus tierras ancestrales, una extensión de más de 2 millones de hectáreas, apenas más pequeño que Bélgica.

Los yawalapitis se levantan antes del amanecer, se bañan en el río como lo han hecho siempre y las mujeres llevan a la aldea cántaros de agua sobre la cabeza. Después, los jóvenes van a pescar y las mujeres preparan el pan de mandioca que acompaña todas las comidas. El pescado se hierve o se asa al aire libre y se come con la mano. Las familias multigeneracionales comparten las chozas, donde todos duermen en hamacas. Los yawalapitis festejan con entusiasmo sus fiestas y tradiciones, incluyendo la pintura ritual antes del festival más importante, el Kuarup.

La ceremonia conmemora la muerte de un miembro de la familia del jefe y se realiza al final del duelo, cuando el espíritu asciende a los cielos.

Seguinos vía Twitter en @LNfotos

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.