Lufthansa, complicada: sabía que el copiloto padecía depresión

Lubitz se lo comunicó a la aerolínea en 2009; encuentran entre los restos un celular con un video de la caída
(0)
1 de abril de 2015  

BERLÍN.- Nuevas revelaciones de la tragedia en los Alpes franceses complicaron ayer aún más a Lufthansa. La empresa madre de Germanwings anunció que el copiloto que estrelló el Airbus 320 había informado a la aerolínea en 2009 que había sufrido una depresión severa.

La compañía indicó que como parte de su investigación interna encontró correos electrónicos que Andreas Lubitz envió a la escuela de vuelo de Lufthansa en Bremen para hablar sobre su capacitación después de una interrupción de varios meses.

En ellos, el copiloto informó a la escuela que había padecido un "serio episodio depresivo'', que desde entonces se había aquietado.

La aerolínea indicó que Lubitz posteriormente aprobó todos los análisis médicos y que ya entregó los documentos a los fiscales. Lufthansa no hizo más comentarios al respecto. Esta revelación hace surgir más dudas sobre por qué se le permitió a Lubitz, de 27 años, volverse piloto de Germanwings, filial de Lufthansa, en septiembre de 2013.

Las autoridades creen que el copiloto, que en el pasado había recibido tratamiento por tendencias suicidas, se encerró en la cabina del Airbus y estrelló el avión, matando a otras 149 personas.

Además, Lufthansa confirmó ayer que su aseguradora reservó 300 millones de dólares para enfrentar "todos los costos que surjan en conexión con el caso'', según dijo la vocera de la empresa, Kerstin Lau.

La semana pasada, la aerolínea ofreció una ayuda inmediata de 54.250 dólares por pasajero a los familiares de las víctimas. Esos pagos son independientes de cualquier posible indemnización.

Un tratado sobre las muertes y lesiones en vuelos internacionales requiere que las aerolíneas compensen a las familias de las víctimas por daños demostrados hasta un máximo establecido ahora en 157.000 dólares, independientemente de lo que causara el siniestro.

Sin embargo, es posible que se fijen sumas más altas si se determina que la empresa es responsable de la tragedia.

En tanto, ayer se recuperó un video de varios segundos grabado en un celular desde el interior de la aeronave, momentos antes de que se estrellara en los Alpes franceses.

Según informaron la revista Paris Match y el diario alemán Bild, que pudieron ver el material recuperado, su autenticidad está asegurada. La publicación francesa describe una escena "tan caótica que no se distingue a nadie", pero que sí es posible oír de manera clara "los gritos de los pasajeros".

Según Paris Match, esto revela que los pasajeros "eran perfectamente conscientes de lo que iba a ocurrir" con el avión.

De acuerdo con la revista, en la grabación puede escucharse la expresión "Dios mío" en diferentes idiomas. Además, sostiene que se escucha "por lo menos en tres ocasiones golpes metálicos que dejan pensar que el piloto intentó abrir la puerta de la cabina con un objeto pesado".

"Hacia el final, luego de una sacudida más fuerte, los gritos se intensificaron. Y luego, nada más", dice la revista.

Bild informa que las imágenes están grabadas desde la parte trasera del Airbus y especifica que no se sabe si fue grabado por un miembro de la tripulación o por un pasajero.

Por otro lado, la Oficina de Investigaciones y Análisis (BEA) de accidentes de aviación civil de Francia informó que examina las "debilidades sistémicas'', como normas de ingreso a cabina y procedimientos de revisión psicológica, que pudieron dar paso a la tragedia.

En su primer comunicado desde que se dio a conocer la responsabilidad del copiloto en el desastre, BEA indicó que su investigación busca proporcionar un "análisis detallado'' de los datos del vuelo. Aunque los hallazgos sólo se aplican a este caso en particular, si la agencia halla problemas más generales podría llevar a que reguladores y aerolíneas de todo el mundo introduzcan cambios.

Avisos en la proyección de Relatos salvajes

  • Luego de la tragedia del avión de Germanwings en los Alpes franceses, las salas de cine de Estados Unidos en las que se proyecta la película Relatos salvajes incorporaron una leyenda en la que se recuerda al público que el argumento responde a "hechos de ficción" y advierte que algunos de sus pasajes pueden resultar "perturbadores".
  • Así lo informaron medios locales, al hacerse eco de la noticia registrada en distintas salas en las que empezó la proyección del film del director argentino Damián Szifron. La advertencia apunta al primero de los seis relatos, en el que se explora el caso de un piloto de avión que decide estrellar la máquina como venganza contra todos aquellos que le hicieron la vida imposible y que se encuentran como pasajeros a bordo.
  • "Después del accidente del vuelo de Germanwings, por favor sea consciente de que Relatos salvajes incluye una secuencia que puede resultar perturbadora a algunos espectadores", dice el mensaje.
  • En la sala donde se estrenó en Londres, también se hizo una advertencia sobre al parecido entre la tragedia y el primer segmento de la película.

Agencias AFP, AP y Reuters

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.