Más presión sobre Trump: los demócratas dan un paso clave hacia el impeachment

Se consolida el proceso de impeachment a Trump
Se consolida el proceso de impeachment a Trump Crédito: AP
Rafael Mathus Ruiz
(0)
31 de octubre de 2019  • 12:53

WASHINGTON.- En una histórica votación que reflejó la grieta que divide al país, los demócratas dieron un paso decisivo en el Congreso para avanzar hacia un juicio político contra el presidente, Donald Trump, al aprobar en la Cámara de Representantes una resolución que consolida y formaliza su investigación, una movida que busca reforzar su ofensiva política y blindarla de las críticas de la Casa Blanca y de los republicanos.

"¡La caza de brujas más grande de la historia de Estados Unidos!", reaccionó Trump en Twitter, apenas se conoció la votación.

La votación en la Cámara baja del Congreso, impulsada por la líder demócrata, Nancy Pelosi, marcó un nuevo hito en la historia de Estados Unidos al darle impulso a la investigación de la oposición a través de la cual apuntan a construir una acusación sustancial contra Trump por abuso de poder. Fue el paso más contundente de los demócratas hacia un juicio político que tiene escasas posibilidades de terminar en la destitución del presidente, una apuesta política de alto riesgo que ha profundizado la grieta ideológica que divide a Washington y al país.

El Congreso inauguró formalmente una nueva fase pública de su investigación presidencial el jueves cuando los legisladores estadounidenses votaron por primera vez para avanzar en el proceso de juicio político contra Donald Trump.
El Congreso inauguró formalmente una nueva fase pública de su investigación presidencial el jueves cuando los legisladores estadounidenses votaron por primera vez para avanzar en el proceso de juicio político contra Donald Trump. Crédito: AFP

El resultado reflejó las divisiones políticas: la resolución fue aprobada por 232 votos a favor y 196 en contra; todos los republicanos y dos demócratas se opusieron a la resolución. Fue la primera vez en la historia del país que una investigación para determinar si debe realizarse o no un juicio político contra un presidente avanzó con votos de un solo partido.

La resolución lleva la investigación al público, al establecer reglas para la presentación de pruebas y para el formato de las audiencias con los testigos de la investigación, un avance con el que los demócratas buscan dar una señal de transparencia, acercar el proceso a la gente y blindarlo de las críticas del oficialismo. La formalización de la investigación apuntó a desactivar la principal línea de ataque de la Casa Blanca y de los republicanos: que el proceso hacia el impeachment ha sido oscuro, ilegal e injusto porque ha avanzado "a puertas cerradas", sin la posibilidad de que la gente viera los testimonios y las pruebas, y sin permitirle a Trump una defensa formal.

De llegar el juicio político, Trump será el tercer presidente en ser acusado, luego de Richard Nixon y Bill Clinton. El motivo: el escándalo Ucraniagate.

Los demócratas acusan a Trump de haber abusado del poder de la presidencia y utilizar la política exterior de Estados Unidos para obtener réditos políticos. Trump pidió un "favor" al presidente de Ucrania, Volodomir Zelensky, a quien reclamó que investigara a sus rivales políticos, entre ellos, uno de sus potenciales contrincantes en la elección presidencial de 2020, Joe Biden. Funcionarios y exfuncionarios del gobierno, diplomáticos y pruebas de la investigación sugieren que Trump condicionó el respaldo a Ucrania, incluidos unos US$ 400 millones de ayuda militar, al avance de esas investigaciones por parte de Kiev.

"Lo que está en juego en todo esto es nada menos que nuestra democracia", dijo Pelosi, en su discurso en el recinto de la Cámara de Representantes.

Pelosi comenzó su mensaje leyendo líneas de la constitución, y marcó el día como una "ocasión solemne" -luego dijo que era un día "triste" -, reiterando que nadie va al Congreso a acusar a un presidente, "a menos que sus acciones pongan en peligro nuestro juramento".

Trump y los republicanos han buscado socavar la credibilidad de la ofensiva de los demócratas. El magnate la ha tildado de "cacería de brujas" y una "farsa", y ha dicho cada vez que ha podido que su manejo de la relación bilateral con Ucrania ha sido "perfecto". Los republicanos se han abroquelado detrás del mandatario, y han seguido la estrategia de atacar al proceso, más que a la acusación formal en sí.

Kevin McCarthy, el líder de la bancada republicano, mantuvo esa línea al reciclar en su mensaje en el recitno las críticas del oficialismo a la investigación: dijo que era injusta y antidemocrática, la tildó de "farsa", insistió en Trump no quebró ninguna ley, y acusó a la oposición de querer revertir el resultado de la última elección y vulnerar el estado de derecho porque aún no digieron la derrota de la elección de 2016.

"Los demócratas están continuando su campaña permanente para socavar su legitimidad", dijo McCarthy, en referencia a Trump.

"Durante los últimos tres años, han predeterminado su culpabilidad, nunca han aceptado la elección de sus votantes para convertirlo en presidente", insistió.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.