Obama llegó al Ártico para hablar del clima

Empezó una visita de tres días para concientizar sobre temas ambientales
(0)
1 de septiembre de 2015  

WASHINGTON.- Con el objetivo de incidir en la lucha contra el cambio climático, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, empezó ayer una visita de tres días a Alaska.

La visita de Obama al estado más grande de Estados Unidos fue cuidadosamente coordinada para llamar la atención sobre los daños que, a juicio del mandatario, ha causado el cambio climático a los paisajes naturales de Alaska.

Obama visitará las ciudades de Anchorage, Seward, Dillingham y Kotzebue, además de glaciares de la región.

La visita se produce poco antes de que tenga lugar en París la cumbre internacional del clima.

Según la Casa Blanca, la erosión y el crecimiento del nivel del mar le cuestan a Alaska día a día la superficie de una cancha de fútbol en la zona norte.

Greenpeace aplaudió el viaje del mandatario a Alaska. "Celebramos que el presidente Obama coloque en el centro de su trabajo los efectos del cambio climático, que son particularmente drásticos en el Ártico", señaló la organización,

Antes de su histórico viaje a la región ártica, el presidente norteamericano eliminó el nombre de un presidente republicano de la montaña más alta de América del Norte (6190 metros), en una decisión aplaudida en Alaska, pero censurada a más de 4800 kilómetros de distancia, en Ohio.

En un gesto de solidaridad con los pueblos originarios de Alaska, Obama anunció anteayer que su gobierno cambiaría el nombre del monte McKinley por el de Denali, el tradicional en lengua atabascana.

El gobernador de Alaska y una delegación legislativa elogiaron la modificación del nombre, como pretendían desde hacía mucho tiempo.

Sin embargo, quitar a esa cumbre el nombre dedicado al presidente norteamericano William McKinley, oriundo de Ohio, provocó ruidosas condenas de parte de los legisladores de ese estado.

"Esta maniobra política para llamar la atención es un insulto a todos los nacidos en Ohio, y yo trabajaré para determinar qué puede hacerse para impedir esta acción'', dijo Bob Gibbs, representante republicano por ese estado.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, también de Ohio, dijo estar "muy molesto" por la decisión de Obama.

Agencias AP, AFP y DPA

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.