Ortega da por terminado el diálogo con la oposición en Nicaragua

Daniel Ortega acusó a sus dirigentes de faltar a la mesa de negociación
Daniel Ortega acusó a sus dirigentes de faltar a la mesa de negociación Fuente: Archivo
(0)
2 de agosto de 2019  

MANAGUA.- El gobierno de Nicaragua dio definitivamente por terminado el proceso de diálogo con la oposición para buscar una solución a la crisis en la que se hundió el país después del estallido social de abril de 2018, informó ayer una fuente del Vaticano.

El nuncio apostólico Waldemar Somertag indicó que recibió una carta firmada por el canciller Denis Moncada en la que el gobierno de Daniel Ortega le comunicaba que la negociación con la Alianza Cívica, iniciada en febrero, "culminó con la ausencia definitiva de la otra parte".

En mayo, los miembros de la Alianza Cívica abandonaron la mesa de diálogo para forzar al gobierno a que excarcele a más de 700 detenidos que la oposición considera "presos políticos". Hasta ahora solo fueron liberados 120.

Pero con esta carta el gobierno desarmó una mesa de diálogo en la que la oposición buscaba discutir también otros temas pendientes como la restauración de las libertades públicas y una reforma electoral para adelantar los comicios de 2021.

El equipo negociador de la Alianza Cívica, formado por empresarios y políticos, acudió anteayer a la sede de las conversaciones en un centro de negocios al sur de Managua pero el gobierno no se presentó.

El nuncio declinó compartir íntegramente la carta del gobierno, pero dijo que está fechada el 30 de julio y dirigido a la Santa Sede.

Al ser consultado si la nunciatura interpretaba la carta del canciller como el fin definitivo del diálogo, Somertag respondió que "lamentablemente tengo esta impresión. Por primera vez en mi vida en este caso me gustaría muchísimo estar equivocado".

El nuncio no quiso responder si el papa Francisco podría abogar ante Ortega por un reinicio de las negociaciones, pero destacó la importancia del diálogo como la "única salida" para resolver la crisis que estalló tras las protestas sociales de abril de 2018.

"La Santa Sede respalda la salida pacífica y negociada de cualquier conflicto. Los mensajes del Santo Padre junto con el cotidiano actuar de su representante en Nicaragua son claros que este tipo de salida es la única viable y necesaria para superar la crisis socio político del Nicaragua", afirmó.

La decisión del gobierno se conoció al mismo tiempo que en un grupo de países iniciaron en la OEA la formación de una comisión especial que realizará gestiones diplomáticas para ayudar a una salida negociada a la crisis de Nicaragua.

Las protestas de 2018 fueron reprimidas con violencia por policías y paramilitares y dejaron al menos 325 civiles muertos, más de 2000 heridos, 770 presos y más de 62.000 exiliados, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Agencias AP y AFP

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.