Otra polémica frase de la ministra de Bolsonaro: dijo que las feministas “son feas”

Damares Alves aseguró en 2015 que a los hombres por eso no les gustan
Damares Alves aseguró en 2015 que a los hombres por eso no les gustan Crédito: Instagram
(0)
15 de enero de 2019  • 08:43

La frase tiene algunos años pero el tiempo no la hace menos polémica. En 2015, cuando aun quizá ni pensaba en convertirse en una de las figuras fuertes del gobierno brasileño de Jair Bolsonaro, Damares Alves tomó un micrófono y ante una gran audiencia pronunció varias declaraciones controvertidas.

En una embestida contra las mujeres que se declaran feministas, la actual ministra de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos lanzó: "¿Saben por qué a los hombres no les gustan ellas (las feministas)? Porque son feas y nosotros somos lindos".

La agresión de Alves tuvo lugar hace más de tres años durante un culto en el que ella era la pastora evangélica, en Brasilia, pero no sorprende dado que incluso al momento de asumir su cargo fue poco protocolar al afirmar que "el Estado es laico, pero esta ministra es terriblemente cristiana". Además, se sabe que cuestiona la teoría de la evolución, de acuerdo con lo publicado por una web de UOL.

Damares Alves aseguró en 2015 que a los hombres por eso no les gustan

00:26
Video

Otra de las polémicas que protagonizó en apenas dos semanas del nuevo gobierno de Brasil fue la que tuvo lugar el 2 de enero, cuando Alves manifestó su alegría porque "ahora, con el gobierno conservador de Jair Bolsonaro, los chicos volverán a vestirse de azul y las chicas de rosa" y consiguió la ovación de sus seguidores.

Sin embargo, al ver el revuelo causado tanto a nivel nacional como regionales, al poco tiempo la funcionaria se echó atrás y aseveró: "Hice una metáfora contra la ideología de género, pero los nenes y nenas pueden vestir azul, rosa, cualquier color con el que se sientan bien".

Alves es una reconocida abogada y pastora evangélica que hizo de la lucha contra el abuso infantil y el "adoctrinamiento de la ideología de género" en las escuelas dos de sus grandes causas. Ella misma confesó haber sido víctima de abuso sexual cuando tenía seis años. Asimismo, es miembro de la Iglesia del Evangelio Cuadrangular y ferviente opositora al derecho al aborto. De hecho, antes de jurar en el cargo había advertido que impulsará la aprobación en el Congreso de un proyecto de ley que califica al aborto como delito grave, dispone penas de cárcel efectivas para mujeres que suspendan sus embarazos ilegalmente y prevé el pago de un subsidio a las víctimas de violación que opten por tener a sus hijos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.