Piñera frena el plan de "nueva normalidad" por el avance del virus

El presidente chileno, Sebastián Piñera
El presidente chileno, Sebastián Piñera Fuente: Archivo - Crédito: DPA
Víctor García
(0)
6 de mayo de 2020  • 19:18

SANTIAGO, Chile.- Un avance significativo en la cantidad de contagiados de coronavirus y el aumento del requerimiento de respiradores mecánicos en un 20% en apenas cuatro días, obligaron al gobierno a reformular su estrategia y bajar las expectativas sobre el regreso de los chilenos a sus actividades cotidianas. La "nueva normalidad" que anunció el presidente Sebastián Piñera en cadena nacional el pasado 19 de abril, y que incluyó un plan especial para el retorno de las clases y la vuelta de los empleados públicos a sus trabajos, perdió en las últimas horas su impulso inicial tras las recientes cifras que entregaron las autoridades sanitarias sobre la propagación del Covid-19 en el país.

Según el reporte del Ministerio de Salud chileno, se contabilizaron 1032 nuevos infectados totalizando 23.048 contagiados . Un 84% de los casos recientes corresponden a la Región Metropolitana, cuya área incluye a la capital Santiago.

Los fallecidos, en tanto, alcanzaron 281 y si bien esa cifra se ha mantenido controlada (hubo 6 decesos en las últimas 24 horas), el gobierno expresó su preocupación por el avance del coronavirus que superó, en promedio, los más de 1000 nuevos contagios diarios desde el pasado fin de semana .

" Es imprescindible que el número de casos en Santiago disminuya rápidamente y la única manera para hacerlo son las medidas que hemos señalado por dolorosas que sean", dijo el ministro de Salud , Jaime Mañalich, quien pese al actual escenario exaltó la situación chilena en la región.

"Todos tenemos que estar en esta verdadera lucha por ganar a este enemigo, donde en general tengo que decirlo, comparado con otras naciones nos está yendo relativamente un poco mejor", aseguró Mañalich.

Otro de los aspectos que causó preocupación, fue el aumento de la cantidad de personas en las UCI conectadas a un respirador mecánico.

Según reportó la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva, de 314 pacientes en esa condición, en solo una semana -desde el 27 de abril al 3 de mayo- la cifra creció a 380 . Un indicador concreto del avance de la enfermedad.

Entre las nuevas medidas, el titular de la cartera anunció que 12 comunas de la capital chilena se sumarán en cuarentena completa a partir del viernes a las 22. Aquello equivale a 25 de los 32 municipios de la provincia de Santiago y el confinamiento abarcará a cerca de 4 millones y medio de personas.

¿El criterio para determinar la aplicación de la medida? La tasa de incidencia (número de contagios por 100.000 habitantes), la concentración de casos por kilómetro cuadrado y la disponibilidad de instalaciones sanitarias por territorio.

"En ningún sentido podemos bajar la guardia, sino que al contrario, cada uno de los desafíos como el que tenemos ahora en la ciudad de Santiago, tenemos que darle la cara, enfrentarlo y ganar", añadió el ministro de Salud chileno.

En medio de este panorama, esta semana una encuesta del centro Plaza Pública de Cadem, reveló el desacuerdo de los chilenos frente a la "nueva normalidad" que ha intentado instalar el gobierno de Piñera. Un 69% se mostró en desacuerdo con la medida, mientras que sólo el 29% se manifestó a favor del plan del gobierno.

" Aquí se cantó victoria antes de tiempo . En el caso particular de Santiago, la manera de difuminación de la pandemia es muy distinta. El brote partió en los sectores altos de Santiago, de los barrios más acomodados, y hoy el virus se propaga con mayor velocidad en los sectores más populares y masivos, donde hay hacinamientos y se usa más el transporte público, entonces faltó una mejor lectura", dijo a LA NACIÓN Claudio Orrego , exintendente de la Región Metropolitana durante el gobierno de Michelle Bachelet.

Para el analista político Tomás Duval , el manejo de La Moneda "ha carecido de sintonía fina" y "ha confundido capacidad de gestión con velocidad".

"La estrategia chilena se ha centrado en dos ejes esenciales: capacidad hospitalaria y buena información, pero teniendo como contrapartida que ésta no tenía ningún margen de error. A pesar que en un comienzo obtuvo resultados parciales adecuados en cuanto a cifras, el gobierno subestimó su proyección y se apresuró, cuestión delicada en crisis, declarando una nueva normalidad que además se proclamó de forma vertical sin ningún tipo de socialización previa con los diversos actores sociales y políticos", planteó Duval.

Críticas de Bachelet

En una conferencia de la Universidad de Chile sobre el avance del coronavirus, la alta comisionada de los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet abordó este aspecto y solicitó no utilizar el concepto de "nueva normalidad", sino de "cierta normalidad".

"Como exjefa de Estado sé que el confinamiento no puede durar indefinidamente, pero deben cumplirse requisitos básicos para la reapertura de la economía", dijo Bachelet.

"Cuando nos recuperemos, tenemos que aprovechar la oportunidad de nuestras vidas y reconstruir mejor, es decir, no debiéramos aspirar a volver al día antes de la pandemia, debiéramos aspirar a pensar en forma conjunta, no solo en el mundo de la salud, económico y social", cerró la funcionaria de la ONU.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.