Por primera vez, el Papa designó a una mujer en un cargo de alto nivel de la Secretaría de Estado

La italiana Francesca Di Giovanni será una suerte de segunda vicecanciller
La italiana Francesca Di Giovanni será una suerte de segunda vicecanciller
Elisabetta Piqué
(0)
15 de enero de 2020  • 08:21

ROMA.- Ajeno al "Sarah-gate" -como bautizó la prensa el escándalo de un libro contra la ordenación de hombres casados escrito por el cardenal ultraconservador africano, Robert Sarah, en una desmentida coautoría con Benedicto XVI-, papa emérito, Francisco sigue adelante con su reforma.

Por primera vez en la historia, designó hoy a una mujer en una posición importante de la Secretaría de Estado del Vaticano, el corazón de la administración central de la Iglesia Católica. Tal como informó el boletín diario de la Santa Sede, nombró a la italiana Francesca Di Giovanni como segunda subsecretaria de la Sección para las Relaciones con los Estados de la Secretaría de Estado (algo así como una segunda vicecanciller), con responsabilidad específica para los temas multilaterales que tienen que ver con organismos intergubernamentales y tratados internacionales.

Nacida en Palermo, Sicilia, en 1953, Di Giovanni es licenciada en Jurisprudencia y trabajó como escribana y en el ámbito del sector jurídico-administrativo del Movimiento de los Focolares, que integra. Comenzó a trabajar como oficial de la Sección para las Relaciones con los Estados el 15 de spetiembre de 1993, donde se especializó en el tema multilateral, centrándose sobre todo en lo relativo a los migrantes y refugiados, el derecho internacional humanitario, las comunicaciones, el derecho internacional privado, la condición de la mujer, la propiedad intelectual y el turismo.

Como resultado de esta designación, que abre nuevos horizontes para las mujeres en el Vaticano, a partir de ahora la Sección para las Relaciones con los Estados, cuyo titular es el arzobispo británico Paul Gallagher (virtual canciller del Papa), tendrá dos subsecretarios (o vicecancilleres): la flamante Di Giovanni y el monseñor polaco Miroslav Wachowski, responsable para el sector de la diplomacia bilateral.

"Un signo hacia las mujeres"

Entrevistada por L'Osservatore Romano y Vatican News, el portal del Vaticano, Di Giovanni, de 66 años, se mostró "absolutamente sorprendida por la designación". "Desde hace varios años se piensa en la necesidad de un subsecretario para el sector multilateral: un sector delicado y exigente que necesita una atención especial, porque tiene modalidades propias, en parte diferentes a aquellas del ámbito bilateral. Pero que el Santo Padre me confiara este rol, sinceramente nunca lo hubiera pensado", dijo.

"Es un rol nuevo y trataré de hacer todo lo posible para corresponder a la confianza del Santo Padre, pero espero no hacerlo sola: me gustaría contar con la armonía que ha caracterizado a nuestro grupo de trabajo hasta ahora", agregó, al detallar que seguirá ocupándose de lo que ha seguido hasta ahora en la Sección para las Relaciones con los Estados, aunque ahora, en esta nueva función, tendrá la tarea de coordinar la labor del sector.

Al comentar que es la primera mujer que ocupa un cargo de tan alto nivel en la Secretaría de Estado, Di Giovanni destacó la decisión del papa Francisco. "Sí, de hecho, es la primera vez que una mujer tiene una tarea de dirección en la Secretaría de Estado. El Santo Padre ha tomado una decisión innovadora, ciertamente, que, más allá de mi persona, representa un signo de atención hacia las mujeres. Pero la responsabilidad está ligada a la tarea, más que al hecho de ser mujer", aseguró.

Y recordó las palabras pronunciadas por el exarzobispo de Buenos Aires en la homilía del 1° de enero pasado, en la que destacó el rol de las mujeres, al asegurar que "la mujer es donante y mediadora de paz y debe ser completamente involucrada en los procesos de toma de decisiones. Porque cuando las mujeres pueden transmitir sus dones, el mundo se encuentra más unido y más en paz".

"Quisiera poder contribuir a la realización de esta visión del Santo Padre, con los demás colegas que trabajan en este ámbito en la Secretaría de Estado, pero también con otras mujeres -y son muchas- que trabajan para construir la fraternidad también en esta dimensión internacional. Es importante subrayar la atención del Papa hacia el sector multilateral, que hoy en día es cuestionado por algunos, pero que tiene una función fundamental en la comunidad internacional", dijo.

"Una mujer puede tener ciertas aptitudes para encontrar puntos comunes, para cuidar las relaciones dando importancia a la unidad. Espero que mi ser mujer pueda reflejarse positivamente en esta tarea, aunque son dones que ciertamente también encuentro en la actitud de mis colegas de trabajo varones", añadió.

A lo largo de su pontificado el Papa fue designando a varias mujeres en otros cargos que siempre habían estado en manos de hombres, por ejemplo al frente de los Museos Vaticanos (Barbara Jatta) o en la vicedirección de la Sala de Prensa (Cristiane Murray y Paloma García Ovejero), pero es la primera vez que suma a una mujer en un cargo "senior" de la Secretaría de Estado, un hecho más que trascendental en una administración más bien en manos de hombres en puestos de poder y decisión.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.