Quiso hacer un acto de escapismo en el río Ganges, pero se sumergió y desapareció

"Si llego a liberarme, será mágico. Si no lo logro, será trágico", sentenció el ilusionista antes de su truco (la foto no es del último acto)
"Si llego a liberarme, será mágico. Si no lo logro, será trágico", sentenció el ilusionista antes de su truco (la foto no es del último acto) Fuente: Reuters
(0)
16 de junio de 2019  • 17:32

Al estilo de lo que hacía el célebre mago y escapista Harry Houdini, un ilusionista indio se sumergió este domingo dentro de una caja totalmente encadenada en las aguas del río Ganges, para demostrar que podía salir rápidamente de tan riesgosa situación. Pero algo falló, y el mago de la India desapareció, según informó la policía.

Chanchal Lahiri, que era conocido por su nombre artístico de "Ja Dugar Mandrake" - el mago Mandrake-, se arrojó al legendario río de la india desde una grúa. Desde la orilla lo observaban miembros de su familia, el público en general, medios de comunicación y efectivos policiales, por si sucedía algo imprevisto.

Pero lo que era un mero acto de ilusionismo se convirtió en una situación desesperante cuando, luego de sumergirse en el Ganges, este mago de 40 años nunca emergió a la superficie. "Seguimos buscando", señaló a AFP un integrante de la familia de Mandrake.

Lahiri tenía experiencia en estos escapismos, dentro de jaulas metálicas o de cristal, como en este caso, en el río Hugli
Lahiri tenía experiencia en estos escapismos, dentro de jaulas metálicas o de cristal, como en este caso, en el río Hugli Crédito: Twitter

Antes de comenzar su acto, Lahiri explicó que él había logrado la misma hazaña en una versión más difícil 21 años atrás, en el mismo lugar. "Yo estaba encadenado adentro de una jaula de vidrio y me lancé al agua desde el puente Howrah. Demoré solo 29 segundos en salir", dijo antes a la AFP.

El ilusionista realizó este tipo de trucos en diferentes ríos y con diversos grados de dificultad, como cuando se sumergió en el río Hugli, en una caja de vidrio con 36 candados que la mantenían firmemente cerrada.

Sin embargo, el ilusionista reconoció que esta vez el desafío sería más difícil.

"Si llego a liberarme, será mágico. Si no lo logro, esto será trágico", apuntó como previendo lo que podía llegar a suceder.

En 2013, Lahiri volvió a intentar la evasión en la jaula de vidrio pero el público del lugar empezó a insultarlo una vez que vieron una puerta de salida en ese accesorio.

Información de AFP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.