Republicanos presentan un plan para evitar el default de EE.UU.

Los líderes opositores informaron un plan para elevar el techo de la deuda y así permitir que la administración de Barack Obama funcione
(0)
10 de octubre de 2013  • 17:34

WASHINGTON.- Los líderes republicanos de la Cámara de Representantes estadounidense presentaron hoy un plan para elevar el techo de la deuda nacional, siete días antes de que el país entre en default y en medio de una tensa disputa para restablecer el funcionamiento del gobierno federal.

El acuerdo establece "un aumento temporal en el techo de la deuda que nos dará tiempo para negociar" la reapertura del gobierno, dijo en rueda de prensa la congresista republicana Cathy McMorris Rodgers, al anunciar el plan de seis semanas tras una reunión con la bancada de su partido.

Parado junto a McMorris, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, dijo que el acuerdo es un "esfuerzo de buena fe" y será presentado al presidente, el demócrata Barack Obama, durante una reunión en la tarde de hoy.

"Espero que el presidente vea esto como una oportunidad y un esfuerzo de buena fe de nuestra parte para acercarnos a mitad del camino a lo que nos exige para que comiencen estas negociaciones", manifestó Boehner, quien volvió a culpar a los demócratas de la debacle fiscal. Obama prevé recibir por la tarde en la Casa Blanca a una veintena de negociadores republicanos de la Cámara Baja, entre ellos Boehner.

La propuesta republicana, negociada a puerta cerrada, podría ser sometida a votación en el Comité de Reglas pero debe ser votada en el pleno de la Cámara Baja.

Horas antes del anuncio republicano, el secretario del Tesoro, Jacob Lew, urgió al Congreso a aumentar el techo del endeudamiento y advirtió que el gobierno "ya está en tiempo de descuento" y empleando medidas de emergencia para pagar sus compromisos.

Extender el techo de la deuda

El plan republicano extenderá, temporalmente y sin condiciones, el techo de la deuda nacional que se alcanzará el próximo 17 de octubre, y fue presentado como un gesto de buena voluntad para continuar las negociaciones encaminadas a resolver la parálisis del gobierno, que hoy cumplió diez días.

No responde, sin embargo, a la exigencia del presidente de que se restablezca inmediatamente la financiación de la Administración central, que permanece casi totalmente paralizada desde el 1 de octubre por falta de fondos.

Poco después del anuncio, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo que Obama "está contento" de que los republicanos estén pensando con "la cabeza fría" y que parece haber "un reconocimiento de que caer en morosidad no es una opción".

Aunque Obama prefiere una solución a más largo plazo "a estas crisis fabricadas", el anuncio de hoy de los republicanos "es una señal alentadora" de que la oposición empieza a sopesar las consecuencias económicas de no elevar el techo de la deuda, dijo Carney en rueda de prensa.

La Casa Blanca esperará a ver un proyecto de ley que incluya la propuesta republicana pero no aceptará "pagar un rescate a cambio de que el Tea Party (ala conservadora de los republicanos) permita que el Congreso haga su labor", enfatizó Carney.

En ese sentido, el portavoz de la Casa Blanca recordó que Estados Unidos asiste a esta situación porque el movimiento Tea Party insistió en eliminar los fondos para la aplicación de la reforma sanitaria de 2010 o demorar su puesta en marcha.

A juicio de Carney, fue una estrategia desafortunada que "castiga al pueblo estadounidense", y nuevamente insistió en que el Congreso debe elevar el techo de la deuda y permitir la reapertura del gobierno. El plan presentado por los republicanos es una especie de concesión a la Casa Blanca, que volvió a exigir hoy que la Cámara Baja también apruebe la medida presupuestaria del Senado para reabrir el gobierno federal.

Más temprano, al presentarse frente a la Comisión de Finanzas del Senado, el secretario Lew dijo que "éste es un momento importante en la historia del país y el Congreso tiene que tomar una decisión importante" y elevar el techo de la deuda. "Ningún Congreso en 224 años de historia permitió que nuestro país cese sus pagos", agregó Lew.

Lew también criticó las propuestas de los republicanos para autorizaciones parciales de gastos que permitan el retorno al funcionamiento de ciertas áreas del gobierno federal y sostuvo que "estas elecciones entre pagar a los veteranos de guerra o a los jubilados son peligrosas".

Agencias EFE y Reuters

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.