Rusia mostró la explosión de la "Bomba del Zar", la más potente jamás detonada

El "hongo" tras la detonación de la bomba pudo verse desde hasta 1000 kilómetros de distancia
El "hongo" tras la detonación de la bomba pudo verse desde hasta 1000 kilómetros de distancia Crédito: YouTube
(0)
26 de agosto de 2020  • 20:40

El 30 de octubre de 1961 un bombardero Tupolev Tu-95 modificado lanzó la bomba de hidrógeno más potente que haya existido sobre el mar de Barents, en el océano Ártico. Hoy, 59 años más tarde, Rusia publicó por primera vez un video con todos los detalles de la denominada Bomba del Zar.

La Corporación Estatal de Energía Atómica de Rusia (Rosatom) desclasificó un video de más de 40 minutos de duración sobre el lanzamiento de la bomba de hidrógeno RDS-220, cuyo nombre en código era Iván (por el zar) o Vanya. La detonación de la bomba más potente de la historia se hizo en secreto pero la explosión había sido detectada por las agencias de inteligencias de los Estados Unidos.

Una réplica de la Bomba del Zar en el museo de Sarov
Una réplica de la Bomba del Zar en el museo de Sarov Crédito: Wiki Commons

Tras la destrucción de las ciudades japonesas de Hiroshima (6/8/1945) y Nagasaki (9/8/1945) y el comienzo de la Guerra Fría, la Unión Soviética no tardó en acceder al tecnología de la bomba nuclear. A uno y otro lado del Atlántico, la carrera armamentística desarrolló una velocidad inusitada y el riesgo de una contienda ponía en peligro a la humanidad en su conjunto. Riesgo que, en las décadas de 1950 y 1960, pudo haber ocurrido primero en Berlín y, años más tarde, en Cuba durante la crisis de los misiles.

Un fragmento del video de 40 minutos desclasificado por la Corporación Estatal de Energía Atómica de Rusia (Rosatom). Crédito: YouTube Nuclear Vault

03:03
Video

A más de una década de finalizada la Segunda Guerra Mundial, los técnicos soviéticos construyeron la denominada Bomba del Zar. Si bien se trataba del arma más potente jamás creaba, sus dimensiones la hacían poco práctica para su uso bélico: medía ocho metros de largo y pesaba 27 toneladas. Para poder lanzarla, debieron realizar modificaciones a un bombardero.

Con el desarrollo de la bomba, el mandatario soviético Nikita Kruschev buscaba una sola cosa: exhibir la tecnología con la que contaba e intimidar así a las potencias capitalistas. Por aquellos días, Moscú estaba rezagada en relación al armamento no convencional de Washington y el Kremlin quería disimularlo de algún modo.

La Bomba del Zar, en extremo; las bombas de Hiroshima y Nagasaki, en otro.
La Bomba del Zar, en extremo; las bombas de Hiroshima y Nagasaki, en otro. Crédito: YouTube

A bordo de un Tu-95 modificado, el piloto Andréi Durnóvtsev arrojó la Bomba del Zar en una zona de pruebas del mar de Barents el 30 de octubre de 1961. Desde una altura de 10 kilómetros, la bomba cayó y generó un "hongo" que pudo verse desde una distancia de hasta 1000 kilómetros de distancia. Que la detonación se haya producido en el aire en lugar de al hacer contacto con la tierra hizo que la radiación del artefacto se reduzca considerablemente.

Andréi Sájarov fue uno de los principales artífices de la llamada Bomba del Zar. Pero tras convencerse de la peligrosidad de las armas nucleares, el físico abandonó ese campo y se convirtió en una fervoroso militante antinuclear. Cambio que le valió el reconocimiento internacional con el premio Nobel de la Paz en 1975 y la represión por parte del gobierno ruso.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.