Siria vuelve a encenderse y todos tiemblan

Juan Landaburu
Juan Landaburu LA NACION
Desde el terrorismo hasta una mayor volatilidad regional, la ofensiva turca puede tener consecuencias de largo plazo
Crédito: AFP
(0)
11 de octubre de 2019  

Justo cuando los 370.000 muertos y los 5 millones de desplazados de la guerra en Siria empezaban a entrar en el olvido, Donald Trump resolvió retirarse del norte del país para dar luz verde a una ofensiva turca contra posiciones kurdas que volvió a poner al castigado país árabe en el centro de la preocupación mundial. Erdogan no perdió el tiempo y la ofensiva ya está en marcha. Más allá del riesgo inminente que esto representa para miles de kurdos que se sienten traicionados por Trump, la decisión del presidente norteamericano puede tener profundas consecuencias a largo plazo.

1 Estado Islámico. Una de las primeras preocupaciones es que la ofensiva turca derive en un resurgimiento del grupo jihadista Estado Islámico. La justificación de Trump para irse de la región era que la batalla contra al califato había terminado y que ahora debía dejar a los actores locales que resuelvan sus problemas. Pero miles de combatientes extranjeros de Estado Islámico están hoy en cárceles controladas por fuerzas kurdas. Un deterioro de la seguridad podría facilitar una fuga en masa de jihadistas y darle nuevo brío al grupo terrorista. Una declaración de Trump de esta semana que pasó desapercibida refleja que los kurdos no son los únicos aliados que tienen razones para sentirse dolidos con Estados Unidos. Al ser consultado qué pasaría con los jihadistas si logran escapar, Trump respondió sin eufemismos: "Bueno, se escaparán hacia Europa. Allí es donde quieren ir".

2 Crisis migratoria. El terrorismo no es la única amenaza que enfrenta Europa con este nuevo contexto. Un resurgimiento de las tensiones podría provocar una nueva crisis migratoria. En solo dos días de conflicto ya se registraron 60.000 desplazados. Pero además Erdogan esta usando a los refugiados que alberga desde hace años en su territorio como moneda de negociación: ayer les advirtió a los países europeos que no hablen de una invasión o les enviará 3,6 millones de migrantes. El drama humanitario de los refugiados se ha convertido en una fuente constante de roces entre los países europeos, además de jugar un rol clave en elecciones y procesos como el del Brexit.

3 La guerra civil siria. Los que creían que tras ocho años la guerra estaba entrando a su fin ahora tendrán que repensarlo. Habrá que ver hasta dónde está dispuesta a llegar Turquía, qué resistencia oponen las milicias kurdas y cómo se acomoda en el tablero el régimen de Al-Assad, que ahora tiene una oportunidad de fortalecer su dominio territorial. La experiencia demuestra que lo que empieza como una ofensiva limitada puede salirse de control.

4 Más tensión regional. Algunos hablaban de que Medio Oriente vivía su momento 1914 y otros que el ataque a las instalaciones petroleras sauditas del mes pasado eran el momento Pearl Harbour. Lo cierto es que las tensiones entre la teocracia chiita de Irán y la monarquía sunnita de Arabia Saudita venían en aumento. La nueva situación en Siria vuelve aún más explosivo el contexto, es una chispa más que puede encender el fósforo que nadie quiere ver encendido. Al régimen de los ayatollahs se lo ve más envalentonado desde que Trump decidió dejar sin efecto el acuerdo nuclear y eso preocupa a las monarquías sunnitas del Golfo Pérsico, que tampoco ven un compromiso norteamericano en salir en su defensa, tal como quedó demostrado tras el ataque a Arabia Saudita. Irán es el mayor respaldo internacional que tiene Al-Assad, que también es chiita, y la posición que tome con la nueva deriva del conflicto sirio será clave. No solo para sus enemigos árabes, sino también para Israel, que ve con preocupación el debilitamiento de la alianza tácita que tenía con Estados Unidos y las monarquías sunnitas para contener a Irán. El vacío que deja Estados Unidos vuelve todo más volátil.

5 Más poder para Rusia. Y también está el aumento de la influencia de Rusia. Los aviones rusos ayudaron a torcer el conflicto a favor de Al-Assad y el temor de muchos en Washington es que Moscú aumente su influencia en Medio Oriente. Mientras Trump tuiteaba esta semana sobre su "incomparable sabiduría", el Kremlin difundía imágenes de Putin recolectando bayas y hongos en un entorno natural en Siberia, festejando sus 67 años. Tal vez fue su manera de demostrar quién es más sabio de los dos.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.