Supercontagiadores: Mary Tifoidea, el Rey Veneno y Carmela, grandes esparcidores de virus en la historia

Un artículo periodístico de 1909 que relata la noticia de Mary Mallon (Mary Tifoidea), la cocinera super contagiadora
Un artículo periodístico de 1909 que relata la noticia de Mary Mallon (Mary Tifoidea), la cocinera super contagiadora
(0)
19 de marzo de 2020  • 13:51

Mary Mallon falleció el 11 de noviembre de 1938. Llevaba 23 años de cuarentena, recluida en la Isla North Brother de Nueva York. Portadora asintomática de la fiebre tifoidea, le transmitió el virus de manera involuntaria a más de 50 personas. Su historia fue célebre en los Estados Unidos y quedó marcada de por vida. Pasaron a llamarla Mary Tifoidea.

Por un acto irresponsable o por casualidad, casi siempre de manera involuntaria, hay personas que se convierten en propagadores de enfermedades. Se los conoce en la ciencia como los "super contagiadores" (super spreaders, en inglés). El hecho de que el nombre de estas personas se haga público acarrea un peso social importante. Algo de eso le está ocurriendo a la diseñadora uruguaya Carmela Hontou, que contagió de coronavirus a varias personas y ahora hasta podría enfrentar demandas penales, acusada de incumplir normas de seguridad sanitaria.

Más suerte tuvo la paciente 31, una mujer coreana que de la que no se conoce su identidad. Pero se sabe con certeza que fue ella la que propagó el virus entre más de 1000 personas.

Mary Mallon, durante su internación en 1906, cuando detectaron que era portadora asintomática de la fiebre tifoidea; contagió a 53 personas
Mary Mallon, durante su internación en 1906, cuando detectaron que era portadora asintomática de la fiebre tifoidea; contagió a 53 personas

La paciente 31 visitó varios lugares concurridos en Daegu y en Seúl. El 6 de febrero pasado, en la primera de las ciudades, tuvo un accidente de auto y se registró en un hospital y en dos oportunidades visitó la Iglesia Shincheonji, el 9 y el 16 de febrero.

Los investigadores rastrearon a todas las personas con las que tuvo contacto de esa manera se calculó que el coronavirus se esparció entre más de mil personas por su culpa.

El caso de Carmela Hontou, que se volvió viral en redes sociales, generó indignación en Uruguay. Luego de un viaje por Europa, concurrió a un casamiento en el que participaron más de 500 personas. La diseñadora, de 57 años, propagó el mal a más de 20 personas.

La diseñadora uruguaya Carmela Hontou, sin saber que estaba contagiada de coronavirus, concurrió a un casamiento con 500 personas
La diseñadora uruguaya Carmela Hontou, sin saber que estaba contagiada de coronavirus, concurrió a un casamiento con 500 personas Crédito: Instagram Carmela Hontou

Mary la Tifosa y sus helados contagiosos

La irlandesa Mary Mallon llegó a los Estados Unidos en 1869. Allí aprendió a cocinar y consiguió empleo como sirvienta. En 1900, los ocho miembros de la familia en la que trabajaba en Manhattan contrajeron fiebre tifoidea. Lo mismo ocurrió con tres personas de la siguiente familia que la empleó. Seis años después fue contratada por un banquero en Long Island y una de las hijas del dueño de casa también tuvo fiebre tifoidea.

La tifoidea (salmonella typhi) estaba vinculada con la falta de higiene y la pobreza. Por eso causó un gran impacto que fueran personas de la alta sociedad las que se contagiaban. El banquero, decidido a descubrir los motivos del contagio de su hija, contrató al investigador George Soper. Fue así como descubrieron que el punto en común era la cocinera que fabricaba unos exquisitos helados de durazno. Se cree que fue así como transmitió de manera involuntaria la enfermedad.

Fue internada en un hospital. Cuando Soper le pidió que realizara un examen de materia fecal y orina, lo atacó con un tenedor. Ella negaba estar enferma. Era una portadora asintomática y no podía entenderlo.

Le permitieron salir bajo la promesa de que jamás trabajaría como cocinera. Pero unos años después se cambió el nombre. Fue contratada como Mary Brown para trabajar en la cocina de una maternidad en Manhattan, donde contagió a otras 25 personas.

Cuando la descubrieron, fue confinada a Riverside, donde permaneció hasta el día de su muerte. Había infectado a 53 personas, de las cuales tres murieron.

El Rey Veneno del SARS

La epidemia del SARS (síndrome respiratorio severo) golpeó el continente asiático en 2003. En noviembre del año anterior, un comerciante de mariscos de la localidad china de Zhongshan fue uno de los primeros contagiados. Recorrió varios hospitales buscando una solución para la enfermedad. En total, se estima que contagió a 90 personas en su raid (mayoría de médicos y enfermeros). Fue bautizado como el "Rey Veneno".

El médico Liu Jianlun , que trabajaba en uno de los hospitales visitados por el Rey Veneno, es considerado el que, involuntariamente, propagó el SARS y lo trasladó internacionalmente. El doctor acudió a una boda familiar en Hong Kong cuando ya tenía algunos síntomas. Se alojó en el noveno piso del hotel Metropole y otras 16 personas que estaban en ese mismo piso se contagiaron. Esas personas trasladaron luego el mal a Canadá, Vietnam, Singapur y Taiwan.

Cuando las autoridades empezaron a buscar el origen de la epidemia global, encontraron que el virus estaba en las alfombras del pasillo del noveno piso y en el ascensor del hotel.

El hotel Metropole, foco internacional de contagio del SARS por el doctor Liu Jianlun; el médico chino ocupó el piso 9 y contagió a todos los pasajeros en 2003
El hotel Metropole, foco internacional de contagio del SARS por el doctor Liu Jianlun; el médico chino ocupó el piso 9 y contagió a todos los pasajeros en 2003

Un paciente y 82 infectados de MERS

Una de las cepas del coronavirus es el MERS (síndrome respiratorio de Oriente Medio). Esta enfermedad causó 36 muertes en Corea del Sur en 2015. Los médicos identificaron que solamente una persona, un paciente que volvió al país después de un viaje por varios países del Golfo, contagió a 82 personas cuando concurrió a una sala de urgencias que estaba atiborrada. Esta variante del virus tuvo su primer foco en Arabia Saudita en 2012.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.