Tres cubanos llegaron nadando a la costa de Miami

Los hombres fueron detenidos por las autoridades fronterizas junto con otro que fue rescatado en el agua en alta mar
(0)
7 de mayo de 2003  • 09:35

MIAMI.- Tres cubanos que abandonaron su embarcación precaria y saltaron al agua lograron llegar a tierra firme tras rechazar la ayuda de la Guardia Costera, pero fueron detenidos por las autoridades fronterizas junto con un cuarto hombre rescatado en el agua en alta mar.

María Parrado vio a su sobrino, Jorge Parrado Martínez, en una toma directa de televisión sentado en una embarcación del Servicio de Pesca y Fauna, esposado y con un chaleco salvavidas, mientras sus tres amigos intentaban llegar a nado a la costa.

María Parrado cree que su sobrino, que cumplió 12 años en una prisión cubana tras ser detenido en aguas cubanas, será nuevamente encarcelado si es repatriado.

"Por favor, envíenlo a cualquier parte menos a Cuba", suplicó la mujer. "Nunca volveré a verlo con vida si lo devuelven allí. Estoy segura de que piensa lo mismo".

Los cubanos que llegan a tierra firme a los Estados Unidos generalmente son admitidos como refugiados políticos, mientras que los interceptados en el mar son devueltos a su isla.

Tras llegar a tierra firme ayer por la tarde, los tres nadadores levantaron los brazos en señal de victoria y se adentraron en North Key Largo.

Fueron detenidos por la Patrulla Fronteriza y enviados a un centro de detención del condado de Miami-Dade para su clasificación, dijo la vocera de inmigración Ana Santiago. Parrado será entrevistado por las autoridades de inmigración para determinar su situación, según la Guardia Costera.

Los cubanos fueron avistados por la Guardia Costera a comienzos de la tarde del martes y envió dos navíos a la zona, dijo el suboficial Ryan Doss. Los hombres se tiraron al agua al ver a la Guardia Costera y nadaron tres kilómetros hasta llegar a la playa.

En un principio los nadadores devolvieron los chalecos salvavidas al Servicio de Guardacostas, que trataba de ayudarlos, y nadaron para alejarse de las dos embarcaciones de la Guardia Costera, en ocasiones tomando cuerdas que les arrojaban y luego soltándolas.

Fuente: AP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.