Una clara conexión entre el clima de paranoia y el odio