Una explosión en una base militar rusa dejó dos muertos y aumentó la radioactividad en la zona