Yihadistas decapitan a un periodista de EE.UU. secuestrado en Siria

En un video subido a Internet, se muestra al periodista que es amenazado con un cuchillo por un hombre encapuchado; un rato después aparece el cuerpo del rehén tirado en el piso sin vida; amenazan con matar a otro norteamericano
(0)
19 de agosto de 2014  • 20:09

BEIRUT.- El grupo yihadista Estado Islámico (EI) afirmó hoy en un video haber decapitado al periodista estadounidense James Foley en represalia por los bombardeos aéreos estadounidenses en Irak.

En el video difundido en internet, el EI muestra a un hombre encapuchado y vestido de negro que parece cortar la garganta del periodista secuestrado hace casi dos años en la provincia de Idlib. El verdugo, de habla inglesa con acento británico, llevó a cabo la ejecución en medio del desierto. En las imagenes no hay indicios que permitan deducir si fueron tomadas en Irak o en Siria.

"Encuentren a James Foley", la campaña iniciada por su familia para asegurar la liberación del periodista freelance de 40 años, publicó un mensaje en internet tras la difusión del video pidiendo tiempo para "encontrar respuestas".

Foley era un experimentado corresponsal que cubrió la guerra en Libia antes de dirigirse a Siria para seguir las revueltas contra Bashar al-Asad para Global Post, AFP y otros medios.

Según testigos, Foley fue capturado el 22 de noviembre de 2012 en la provincia de Idlib, en el norte del país. Su familia no tenía noticias del periodista desde entonces, a pesar de la campaña pública reclamando información.

Video macabro

En el video de cinco minutos, distribuido en YouTube por fuentes del Estado Islámico, el grupo declara que Foley fue asesinado después de que el presidente de Estados Unidos Barack Obama ordenara los ataques aéreos contra posiciones del grupo yihadista en el norte del país.

La grabación original comienza con el discurso del presidente estadounidense, Barack Obama, del pasado 7 de agosto en el que anunció el comienzo de los bombardeos sobre el Estado Islámico (EI) en el norte de Irak, para frenar su avance hacia el Kurdistán y permitir la asistencia humanitaria a miles de desplazados.

Posteriormente, aparece Foley pidiendo a su familia y amigos que se levanten contra las autoridades estadounidenses, de quienes dice que pusieron "el último clavo en su ataúd" por los bombardeos en Irak.

"Desearía tener más tiempo, desearía ver a mi familia de nuevo, pero ese barco ya ha zarpado. A fin de cuentas, supongo que desearía no ser estadounidense", dice Foley, sereno y vestido con un atuendo naranja en una localización desértica no especificada.

Finalmente, el hombre encapuchado, en un inglés con acento británico, amenaza a Estados Unidos y asegura que "los musulmanes de todo tipo y condición han aceptado al Estado Islámico como sus líderes".

"Cualquier intento tuyo, Obama, de negar a los musulmanes su derecho a vivir en seguridad bajo el califato resultará en el derramamiento de sangre de tu pueblo", dice el yihadista, que aparece blandiendo un cuchillo.

Tras ello, el encapuchado degüella a Foley y finalmente aparece su cabeza decapitada encima de su cuerpo inerte. El vídeo termina con el encapuchado amenazando de muerte a otro periodista estadounidense secuestrado, Steven Joel Sotloff, cuya vida "depende de la próxima decisión de Obama".

Foley había sido retenido previamente por el Ejército de Libia en 2011 mientras cubría el conflicto en el país tras la caída del régimen de Muamar el Gadafi.

Agencias AFP, EFE y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.