Café Tacvba sacudió la redacción de LA NACION: los videos de una experiencia única

La banda más importante del rock latino tocó en el diario, en la apertura del ciclo; "Sería muy bonito que se subieran al escritorio del jefe a bailar", desafió Rubén Albarrán
(0)
26 de noviembre de 2014  • 16:08

El show completo

Durante una gira casi todo es felicidad. Los Café Tacuba llegaron a Buenos Aires impulsados por el ánimo celebratorio de la gira aniversario de los 20 años del disco Re, una producción que cambió la cosmovisión del rock latino y que demostró que podían sonar auténticamente mexicanos y globales. Después de pasar por el Teatro Gran Rex, donde tocaron el disco íntegramente y a minutos de realizar el concierto en la redacción de LA NACION con ese mismo espíritu celebratorio Rubén Albarrán y Meme del Real recuerdan lo que significó la salida de ese álbum en sus vidas musicales.

-¿Hay un antes y un después en la vida de Café Tacuba después de la salida de Re?

Rubén Albarrán: -Para nosotros ésta es una gira especial. Estamos cumpliendo 25 años como banda y veinte años de Re. Y es especial tocarlo porque para algunas personas este disco significa mucho. Para mí creo que es un hermoso retrato: una fotografía de quienes éramos como personas, como banda, como sociedad, como mexicanos y como latinomericanos. Nos sentimos orgullosos de lo que hicimos hace 20 años.

Meme del Real: -Era nuestro segundo disco y no sabíamos que iba a pasar lo que pasó. El factor de inocencia era muy alto, por eso salió de esa manera. Pero sí fue el primer disco que hicimos pensando en hacer una obra. Pero no pensamos en más. El grupo siempre ha buscado una idea conceptual. En el primer disco el resultado es diferente pero la idea es la misma, la aceptación de tu realidad que tiene que ver con tus orígenes y con tu presente y las cosas más frescas.

-Gustavo Santaolalla, productor de ese disco me dijo que en Re, se puede encontrar la columna vertebral del grupo, que después desarrollarían en todos sus discos. ¿Es así?

Meme:-Nosotros estábamos influenciados por la música que nos llegó de afuera, el rock, el disco la electrónica -no solo a nivel musical sino cultural- pero a la vez por toda la herencia que tenemos de siglos. Como grupo fue aceptar eso y relajarnos. La astucia estuvo en no pretender sonar como un grupo de rock. Encararlo así, también, tenía una cuestión lúdica porque había cosas que parecían absurdas, pero nos dimos cuenta que con la gente se generaba una energía diferente. Sin hacer canciones que fueron del género del rocanrol, era más rockero lo que sonaba. Eso lo descubrimos muchos años después. Sobre todo al inicio del grupo éramos algo raro. No éramos un grupo de rock pero tocábamos en el circuito del rock. Y el Re fue tomar conciencia de eso y abanderar esta idea de: "esto es lo que somos, de aquí y de allá". Una de las virtudes es que estuvo Santaolalla y lo vio, lo tradujo bien, lo enmarcó en un contexto y nos ayudó a confeccionarlo en la manera en que quedó, que es la combinación de su visión con nuestra intención de hacer algo distinto.

Rubén:-En ese momento fuimos un grupo original en cuanto a que estábamos retomando nuestros orígenes para crear algo nuevo. En Re presentamos 20 rostros de nuestra cultura, algunos definitivamente antagónicos, pero eso es lo que nos conforma y eso abría el espacio para que quepa cualquier expresión. Como en esa mezcla en la que cabe todo hay muchas contradicciones que se integran en el ser latinoamericano y mexicano. Nosotros como jóvenes clasemedieros surgimos en un lugar que fue para mí un experimento social llamado Ciudad Satélite. Fue la primer urbanización en las afueras de México que no tenía un mercado municipal, una plaza central que provenía más de una tradición colonialista aunque ahora somos una colonia norteamericana. Satélite fue creado como un suburbio americano. No había plaza central sino un mall, no había transporte público, sino que había que tener auto. Eso hace que nosotros reaccionemos y digamos: "nosotros somos más que esto y tenemos un bagaje cultural del cual podemos nutrirnos". Estábamos buscando eso porque lo encontrábamos tal vez en la discoteca de nuestros padres donde había discos de los Beatles, discos de jazz, folklore de las diferentes regiones y podíamos intuir que había algo más que una vida como la de los jóvenes promedio de Satélite con sus coches apacharrados escuchando a Rush. Queríamos descubrir que había algo más. Entonces salimos a buscarlo y de ahí surge Café Tacvba. Eso es lo que emprendimos en el primer disco y en Re toda esa idea maduró.

En el medio de la alegría de la banda, la tragedia de los 43 estudiantes normalistas atraviesa el ánimo del grupo. El tema está presente en las charlas internas de la banda. En los rostros de Meme del Real y Rubén Albarrán hay gestos de dolor. Les brillan los ojos cuando mencionan a los estudiantes. Se les hace un nudo en la garganta. Tienen sentimientos encontrados de rabia y vergüenza del poder político. Según el Procurador General de México en la desaparición de los 43 estudiantes están involucrados el narcotráfico con complicidad del Estado y los funcionarios policiales. "Pues mira -dice Rubén con pesadumbre-, como personas lo vivimos como todos aquellos mexicanos que estamos experimentando estos tiempos violentos dolorosos y difíciles de nuestro país. Es un dolor presente que está todo el tiempo. Sabemos que esas personas sufrieron o están sufriendo y sus familiares también. Es un dolor porque nos pudo haber sucedido a nosotros o a cualquiera de nuestros hijos; y porque tenemos derecho a manifestarnos y no se vale que el Estado reaccione de esa manera tan violenta. Es algo que nos duele y queremos compartirlo, porque a fin de cuentas y de forma personal considero que todos los estados están reaccionando de forma violenta contra sus pueblos, a diferentes niveles y con violencias diferentes, pero lo están haciendo. Esto es la ignominia, el cinismo, el regodeo en una cultura basura de materialismos, desumanización y de oscuridad. Es muy terrible"

En estos momentos en México se está realizando una gran marcha multitudinaria en el Zócalo para reclamar por justicia. A pesar de la distancia se sienten cercanos a toda la sociedad mexicana que salió a manifestarse. Meme del Real dice que su país se encuentra en una encrucijada social. Son años de una vida convulsionada que llegó a su punto límite. "Hace una década que se siente esta inseguridad. México tiene la lamentable situación geográfica de tener a la potencia más grande del mundo en nuestras espaldas y entonces la cantidad de estupefacientes que pasan por México para ingresar allá hace que nuestra sociedad esté en una situación difícil. Hay una pobreza extrema y esto ha derivado en gente que tiene casi nada y rápidamente se puede hacer de muchos recursos entrando en el negocio y es comprensible. Y ya va una generación o dos que está en eso y lo que más tristeza me da es que las figuras a seguir son gente que se dedica al narcotráfico. No hay política y no hay sociedad que pueda soportar y combartir eso. Está metido a todo nivel: político, social y económico. Directa o indirectamente todos están metidos, pero también somos cómplices nosotros como sociedad. De alguna manera es tan fuerte esta situación que uno se vuelve tan vulnerable que toma partido por llevar la fiesta en paz. Pero lo que acaba de pasar con los estudiantes es algo que a nivel conciencia debe despertarnos a todos. No podemos mantener la misma actitud de desinterés como sociedad".

-¿Sienten que una banda de rock puede ayudar al cambio?

Rubén Albarrán: -Como banda estamos intentando ser un reflejo de lo que sucede a nuestro alrededor, porque a fin de cuentas antes que demos una opinión nosotros ya hay alguien del público que lo está expresando. Eso es bonito compartirlo entre pueblos y sobre todo con nuestros hermanos argentinos que siempre nos reciben con alegría; y porque ustedes ya vivieron esta situación. No importa que sea México, esa sombra allí está, esa maldición, esa mala energía está presente y es terrible. Por eso, es importante que se comunique. A fin de cuentas a este gobierno mexicano le importan las apariencias y la presión internacional puede cambiar el curso de las cosas. Aunque sea algo. Lo que sea. Que la gente esté enterada ya será de ayuda, y como banda podemos hacer eso.

Meme del Real: -No noto un discurso frontal por parte de los grupos de rock más jóvenes. Nosotros lo que podemos hacer es reflejar lo que pasa mientras hay otros artistas que hablan de otras cosas. En Re por ejemplo hablábamos de cosas que ahora están peor en la sociedad. Esa es la moraleja. No sé sí la sociedad mexicana vaya a cambiar como pasó en Colombia. No es que tocamos fondo. Creo que, como dice Rubén, el cambio está en cada uno de nosotros, que podamos desmontar ese sistema opresor que llevamos adentro y que quizás con el tiempo eso cambia nuestra sociedad. Por eso cuando me preguntan por qué sigo viviendo en México, digo que allí está mi vida, mi contexto, el lugar donde puedo ser feliz.

Cuando están tocando en medio de la redacción sus caras cambian. De la tristeza pasan a la felicidad inocente de los niños. Al público que lo rodea le pasa lo mismo. Las canciones de Café Tacvba cambian el mundo a su alrededor, por un instante o por mucho tiempo. Puede sonar romántico, pero como dice Joselo Rangel, bien vale la pena el intento.

Créditos

Dirección: Juan Pablo Domenech

Producción General: Juan López - Abel Goldfarb

Fotografía: Abel Goldfarb

Edición: Juan Pablo Domenech - Abel Goldfarb

Producción: Víctor Ghitta, Adriana Franco y Racu Sandoval

Cámaras: Emiliano Lasalvia - Paula Teller – Gastón de la Llana – Matías Aimar – Sebastián Rodeiro – Juan López

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.