Catupecu Machu

"Este fue un año fantástico para nosotros", coinciden Fernando Ruiz Díaz, Gabriel Ruiz Díaz y Abril, los tres integrantes de Catupecu Machu, una banda que en 2000 pegó un salto de popularidad y de calidad artística con la edición del disco Cuentos decapitados
(0)
1 de diciembre de 2001  

Fernando: Cuentos decapitados suena exactamente como queríamos que sonara Catupecu. En ese disco abrimos una puerta en nosotros mismos. Lo mismo que nos pasó interiormente con Cuentos decapitados, pasó hacia afuera, con la gente.

—¿Qué es lo mejor que les pasó en el año?

Fernando: Todavía no pasó. Vamos a tocar en Obras.

Abril: Los 55 shows que dimos en el interior del país.

Gabriel: Eso estuvo muy bueno para el grupo, pero a la vez nos sirvió como personas, porque vimos un montón de realidades diferentes en poco tiempo.

—¿No se sienten raros habiendo tenido un gran año cuando a todo el mundo le fue para el carajo?

Abril: Sí, francamente sí. Todo el mundo fue para atrás y a nosotros, por el contrario, nos fue muy bien. El arte trasciende cualquier situación social o política. Si la crisis te impidiera hacer cosas, Shakespeare no hubiera podido escribir nada.

Fernando: Los Sex Pistols no habrían existido…

—¿Qué fue lo peor que les pasó en el año?

Gabriel: No haber podido tocar el día del concierto de los Peppers [24 de enero], en la cancha de Vélez [N. de la R.: Catupecu iba a tocar como grupo soporte, pero su show se suspendió debido al temporal que en ese momento azotaba la ciudad de Buenos Aires.]

Fernando: Yo ese día me sentí horrible.

Abril: Hasta habíamos suspendido una gira por la costa para estar con las pilas puestas para ese concierto…

Gabriel: Bueno, pero hay una cosa muy buena que no comentamos: los shows con sonido cuadrafónico en el Roxy…

—¿Cómo se sintieron el 11 de septiembre, cuando volaron las Torres Gemelas de Nueva York?

Fernando: Con mucha tristeza. Vimos lo que el ser humano es capaz de hacer y es horrible. A mí no me gusta cómo reacciona la gente, cuando justifica cosas así, cuando dice "Esto se lo merecen", como en la época de Alfonsín, cuando todo andaba mal y algunos querían que volvieran las botas…

Gabriel: Ahora no se habla tanto de la guerra. Parece más importante la muerte de Clota Lanzetta.

Abril: Sabato dice que el mundo siempre es doloroso, sólo que ahora tenemos la tevé para verlo. Es verdad.

Fernando: La conclusión más importante para el planeta es: "Dejémonos de hinchar las pelotas y basta", porque en cualquier momento explota todo. No tenemos derecho.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.