srcset

Detrás del rodaje

Abracadabra, la película perjudicada por los dinosaurios que revivió gracias a las repeticiones

Tomás Balmaceda
(0)
29 de octubre de 2019  • 00:38

En 1993, Disney tenía todo listo para volver a romper la taquilla con una película que tenía todos los elementos para ser un éxito: un elenco de estrellas, canciones pegadizas y una historia que entretenía a grandes y chicos. Sin embargo, nada salió como esperaba: el boom de Jurassic Park dejó en el olvido a Abracadabra, un film de brujas protagonizado por Bette Midler, Sarah Jessica Parker y Kathy Najimy. Pero los años de repeticiones en canales de cable le dieron una segunda oportunidad y lograron convertir a esta comedia para toda la familia en un clásico que pronto tendrá su secuela.

Todo comenzó con un cuento para ir a dormir

A comienzos de la década del 90 el productor David Kirschner era padre de dos niñas muy inquietas a las que les costaba ir a la cama. Luego de probar con distintos métodos, decidió contarles una historia de terror con ellas de protagonista. De inmediato tuvo su atención y durante semanas las dos exigían que su padre les continuara la historia que iba inventando a medida que pasaban las noches.

"Obviamente los chicos quieren escuchar historias así, ¿por qué no hacés una película sobre eso?", le sugirió su mujer. Y así lo hizo. Llamó al guionista Mick Garris y le contó la idea: "Me dijo que era sobre chicos de la ciudad de Salem, Massachusetts, que debían enfrentar a tres poderosas brujas hermanas que habían sido quemadas en 1692, y de inmediato tuvo toda mi atención".

Garris cerró rápidamente una primera versión del libro, titulada Halloween House y envió una copia a los estudios Disney. Pero en una cena informal se encontró con Steven Spielberg y le contó la idea. Al realizador de ET simplemente le fascinó la trama y quiso llevarla él a la gran pantalla. "Spielberg quedó loco con la historia pero a Disney también le había gustado y lo cierto es que en esa época su estudio, Amblin Entertainment, era competencia, y por eso no pudo participar", recordó Garris.

El estudio del ratoncito compró los derechos y eligió como director a Kenny Ortega, quien venía de ser el coreógrafo de Newsies y que, años más tarde, se volvería el alma mater de la saga High School Musical y Descendants.

En busca de las brujas perfectas

Mientras que Kirschner quería que la protagonista fuera Cloris Leachman, una actriz de gran trayectoria televisiva que había tenido su gran éxito cinematográfico tiempo antes con El joven Frankestein, los ejecutivos de Disney impusieron a Bette Midler, un nombre de mayor peso y ligada a la comedia musical, el género en donde estaba más cómodo Ortega.

Bette Midler, la elegida por Disney para componer a Winifred
Bette Midler, la elegida por Disney para componer a Winifred Fuente: Archivo

Esto hizo que el guion original, pensado para un público adolescente que buscaba asustarse, girara hacia un tono más infantil e incluyera un gran número musical titulado "I Put A Spell On You", para descontento del creador del proyecto.

"Cuando me dijeron que la iban a convertir en un musical simplemente creí que habían arruinado mi historia para siempre. Se suponía que era una cinta que te diera miedo.. ¿Cómo iba a suceder eso con gente cantando y bailando?" reconoció David Kirschner, quien escribió la trama original.

No fue, claro, ninguna canción cualquiera: se trató de una composición que el creador de la adaptación de Broadway de Hairspray escribió específicamente para Midler. "Sin dudas tiene la onda y el estilo de un número de Bette, lo hice pensando en algo que le calzara como un guante. Y como había trabajo con ella y su coro The Harlettes, incorporé a las otras actrices en el estribillo", confesó el compositor.

Esas actrices eran nada menos que Sarah Jessica Parker y Kathy Najimy, quienes completaban el trío de hermanas brujas que regresaban a la vida para cumplir su venganza contra los niños del pueblo que las había quemado. Atentas a que ninguna de las dos podía competir con Midler en el terreno musical, su participación es acotada pero muy graciosa.

A pesar de las resistencias iniciales, la idea de incorporar una gran canción fue un acierto y hoy el tema es uno de los que más suena en las fiestas de Halloween en los Estados Unidos. El mismo Kirschner, quien se había negado a la propuesta, lo reconoce: "Estaba equivocado en un mil porciento. De hecho, me alivia sentir que estaba errado, mis hijas y mis nietos cantan cada año el tema y es obvio que Kenny vio lo que otros no podíamos: Bette está hecha para los musicales. Sarah y Kathy no están mal, pero nadie duda de que es el momento en el que Bette brilla más".

Vinessa Shaw, Omri Katz y Thora Birch, los jóvenes perseguidos por las brujas vengativas en Abracadabra
Vinessa Shaw, Omri Katz y Thora Birch, los jóvenes perseguidos por las brujas vengativas en Abracadabra Fuente: Archivo

En el elenco se destaca también una muy joven Thora Birch, que en ese momento tenía 11 años, y que más tarde protagonizaría Belleza Americana. Quien estuvo a punto de sumarse fue Leonardo DiCaprio, que había sido elegido para el rol de Max pero sabiamente optó por ser parte de ¿A quién ama Gilbert Grape?, un trabajo que le daría su primera nominación al Oscar.

Un fracaso que tuvo su redención

Abracadabra llegó a los cines estadounidenses en julio de 1993 y, si bien fue acompañada por una fuerte campaña de marketing por parte de Disney, fue un fracaso. Quedó cuarta en recaudación en la semana de su estreno y poco tiempo después directamente desapareció de los rankings. Si bien uno de los factores que podría haber influido fue la extraña estrategia de no esperar a octubre, mes de Halloween, para hacerla debutar, lo cierto es que jamás pudo competir con aquel que primero había apostado por ella, Spielberg.

Trailer de la película Abracadabra (1993) - Fuente: YouTube

02:01
Video

En 1993, todos los cines del mundo estaban invadidos con Jurassic Park, el mega éxito del realizador que había desatado una fiebre por los dinosaurios. Abracadabra no pudo con este fenómeno y se convirtió en un fracaso hasta que la señal Disney Channel comenzó a pasarla cada mes de octubre.

Como su edición en VHS y DVD tampoco fue exitosa, pronto la única manera de ver la cinta era por el cable y el rating fue creciendo cada vez. De a poco, los disfraces vinculados con la cinta se convirtieron en más y más populares, y también el streaming de su banda de sonido.

Hoy Abracadabra es considerado un clásico de Halloween, casi tanto como El extraño mundo de Jack, por ejemplo. Su suceso es tal que Disney+ acaba de anunciar que hará una secuela que posiblemente tendrá a las hermanas originales en un pequeño papel.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.