Comedia con sabor contemporáneo

Si Dios quiere encuentra a un padre decidido a todo para evitar que su hijo emprenda una nueva vida como sacerdote
Fernando López
(0)
29 de enero de 2016  

Si Dios quiere (Se Dio vuole, Italia/2015 hablada en italiano) / Dirección: Edoardo Maria Falcone / Guión: Edouardo Maria Falcone y Marco Martani / Fotografía: Tommaso Borgstrom / Edición: Luciana Pandolfelli / Música: Carlo Virzì / Elenco: Marco Giallini, Alessandro Gassman, Laura Morante, Ilaria Spada, Edoardo Pesce, Enrico Oetiker, Carlo De Ruggeri, Giuseppina Cervizzi, Alex Cendron, Fabrizio Giannini, Silvia Munguia / Distribuidora: CDI Films / Duración: 87 minutos / Calificación: sólo apta para mayores de 13 años.

Nuestra opinión: buena

"Cosas", una bella canción de Francesco De Gregori que habla de los pequeños milagros que la vida nos pone al alcance, aunque no siempre sepamos reparar en ellos, está en el final de esta comedia irónica, amable, sencilla y no tan superficial como podría parecer. Son esas pequeñas cosas -una mirada, una sonrisa, un gesto, algo inesperado, algo que trae la brisa de la novedad y que de vez en cuando nos aparta de la cómoda rutina y nos impone un cambio- lo que le interesa rescatar a Edoardo Falcone, debutante en la dirección, pero sobradamente fogueado en la escritura de guiones, en esta historia sencilla sobre una familia tipo de la nueva burguesía italiana. Es una commedia all'italiana contemporánea, que no trae el sello autoral de Monicelli, Risi u otros maestros ni alcanza su eficacia reidera ni su acidez crítica, pero prefiere un tono más delicado, lejos de cualquier vulgaridad, y no necesita ponerse grave para incluir, entre tanta broma, alguna pincelada sentimental o cuando hace falta aludir a asuntos tan serios como la precariedad o la implacable obra del tiempo.

En torno de dos personajes que no podían ser más contrastantes opera la construcción dramática. Uno es el protagonista, el cardiocirujano Tommaso, de corazón frío y convicciones tan firmes como su mano, que de tan antipático logra volverse simpático; el otro, un cura sui géneris que con su desenvoltura y su lenguaje sin ceremonias se ha ganado la adhesión de los jóvenes, entre ellos, el hijo del médico. Éste, avanzado estudiante, decide un buen día abandonar la carrera para entrar en el seminario siguiendo el ejemplo de su admirado mentor. Para Tommaso, que ve en la Iglesia el modelo del oscurantismo y es un ateo convencido, se trata de un golpe mortal. Deberá ingeniárselas para desacreditarlo ante los ojos del muchacho.

He aquí el punto de partida del enredo, pero ya se sabe que del encuentro entre dos figuras tan contrapuestas nacerán muchas derivaciones y no sólo influirán en ellos mismos, sino también en el resto de la familia, desde la mamá, antes revolucionaria y ahora atrapada en el conformismo y el vacío, hasta la hija mayor, ya casada y siempre menospreciada por sus escasas luces, y hasta en el propio hijo, cuyo fervor religioso está sujeto a revisión.

Salvo algún altibajo ocasional, la historia fluye con coherencia, sostenido ritmo y abundante humor; no falta alguna sorpresa ni ciertos apuntes ligeramente poéticos. Además Si dios quiere cuenta con la valiosa contribución de un elenco excelente en el que brillan Marco Giallini, Alessandro Gassman, Laura Morante e Ilaria Spada.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.