Cine. Algunos días sin música