Mi mascota es un león: el placer de los vínculos reales

Trailer de Mi mascota es un león

01:34
Video
Javier Porta Fouz
(0)
6 de junio de 2019  

Mi mascota es un león (Mia et le lion blanc, Francia- Alemania- Sudáfrica/2018) / Dirección: Gilles de Maistre / Guion: Prune de Maistre y William Davies / Fotografía: Brendan Barnes / Edición: Julien Rey / Música: Armand Amar / Elenco: Daniah de Villiers, Mélanie Laurent, Langley Kirkwood / Distribuidora: Energía entusiasta / Duración: 98 minutos / Calificación: apta para todo público con leyenda / Nuestra opinión: Buena

Es extraño afirmar que una película tan lineal, directa y plana como esta sea una rareza, pero así son los tiempos. En Mi mascota es un león vemos a una familia de europeos en Sudáfrica, que crían leones en una granja. Y nace un león blanco, y se hace amigo de la protagonista adolescente, que más bien quiere espantar a todo lo que se le acerque, porque así son sus tiempos y su malhumor. El león se encontrará en algún momento en peligro y habrá una aventura, claro, y habrá algún malo y algunas revelaciones dolorosas que habrá que sanar. Están el auspicio de la fundación del príncipe Alberto II de Mónaco y la crítica a las cacerías para la foto permitidas para fomentar el turismo o una clase de turismo con la que cuesta empatizar.

Más allá de consignas poco sutiles, de una música omnipresente y de una narración con escasa sofisticación, Mi mascota es un león (de gran éxito en Francia y otros países europeos) puede valorarse por su apuesta narrativa sin trampas, por su confianza en la conexión entre el espectador y los personajes (y entre ellos) y, sobre todo, por su extraordinaria puesta en escena del protagonista felino. No hay aquí trucos digitales ni disfraces poco creíbles. La relación entre Mia y el león se percibe como es: real, filmada con respeto y dedicación y con un montaje noble y eficaz. Y ahí es donde esta película nos recuerda, por momentos, alguna de las más asombrosas dimensiones del arte del cine.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.