En 2018 volvió a bajar la cantidad de público en los cines, aunque hubo algunas gratas sorpresas

La venta de entradas disminuyó, aunque aún resiste la competencia del streaming; se vendieron 44,8 millones de localidades, contra 47,6 millones del año pasado; hubo 220 estrenos argentinos y El Ángel alcanzó 1,3 millones de espectadores
La venta de entradas disminuyó, aunque aún resiste la competencia del streaming; se vendieron 44,8 millones de localidades, contra 47,6 millones del año pasado; hubo 220 estrenos argentinos y El Ángel alcanzó 1,3 millones de espectadores
Diego Batlle
(0)
27 de diciembre de 2018  

Fueron 50,3 millones de espectadores en 2015, 48,8 millones en 2016, 47,6 millones en 2017 y 44,6 millones en este 2018. Ya son, por lo tanto, cuatro años consecutivos en baja (en 2014 se habían registrado 44,2 millones) para una taquilla argentina que, si bien resiste con mucha dignidad la fuerte caída en el consumo y la competencia tanto de la piratería como del creciente boom del streaming legal (la era de oro de Netflix), todavía parece no haber encontrado un piso.

Los tres millones de tickets menos vendidos este año respecto del anterior significaron una merma del 6,3 por ciento en la concurrencia, una caída bastante menor que en otros rubros de la cultura (y de la economía en general), pero lejos de las cifras récord que se han registrado en 2018 en los cines de grandes mercados, como, por ejemplo, los de Gran Bretaña y los Estados Unidos.

Los ingresos por venta de entradas (que hoy significan para los dueños de las salas una facturación mucho menor que el rubro de comida y bebida) pasaron de 4830 millones a unos 5600 millones de pesos, y el precio promedio del ticket aumentó de 101 pesos en 2017 a 125 pesos en 2018 (un incremento bastante menor que la inflación), siempre según los datos de la consultora Ultracine analizados por la nacion.

Más concentración

La librería, de Isabel Coixet, una de las gratas sorpresas del año

01:53
Video

Tal como viene ocurriendo en los últimos años, 2018 cierra con una enorme concentración: mucho público para pocos títulos. Si se suman los 10 films más vistos (todos superaron el millón de tickets), convocaron a 20,7 millones de personas; es decir, el 46,4 por ciento del público total.

Si el análisis es por distribuidora, cuatro de los diez largometrajes más populares fueron lanzados por UIP (maneja los estrenos de Universal, Paramount y Sony), tres por Disney (los tres más vistos del año), dos por Fox y el restante, por Warner Bros. Es decir, todas representantes locales de los grandes estudios de Hollywood. Las películas de Disney convocaron a 14,5 millones de personas en 2018; las de UIP, a 13,8 millones, y las de Fox, a 6 millones. Un dato adicional para tener en cuenta es que, a partir del año próximo, Disney y Fox formarán parte del mismo conglomerado. Entre ambas compañías sumaron 20,5 millones de localidades, es decir, casi la mitad del total del negocio.

En este contexto, las distribuidoras argentinas y las películas de arte se disputan una porción cada vez más pequeña de la torta. De todas maneras, 2018 cierra con algunas agradables sorpresas comerciales, como La esposa (más de 60.000 espectadores), La librería , El repostero de Berlín y Cold War.

Luces y sombras del cine local

El amor menos pensado, protagonuizada por Ricardo Darín y Mercedes Morán

02:33
Video

Con algo más de 6,5 millones de espectadores, el cine argentino sumó 500.000 tickets más que en 2017 y su market share pasó del 12,8 al 14,6 por ciento (muy similar al de 2016).

En total se registraron casi 220 estrenos nacionales (incluidas las coproducciones) y solo uno superó el millón de entradas ( El Ángel, de Luis Ortega, con 1.335.000 y el séptimo lugar en el ranking general). Además, apenas 10 títulos pasaron la barrera de los 100.000 tickets.

El star system local ayudó a las buenas repercusiones de El amor menos pensado (con Ricardo Darín), Re loca (con Natalia Oreiro) y Mi obra maestra y Animal (ambas con Guillermo Francella). El Potro: lo mejor del amor superó el medio millón de tickets, pero no pudo repetir la excelente performance de Gilda: no me arrepiento de este amor, mientras que Acusada; Perdida; Bañeros 5: lentos y cargosos; La quietud, de Pablo Trapero, y Las grietas de Jara estuvieron por debajo de las expectativas. En cambio, El último traje (65.000 entradas) y Rojo (casi 35.000) resultaron pequeñas sorpresas en un mercado siempre complicado para la producción argentina.

El mercado local se diferencia del contexto global

Las animadas Los increíbles 2, Coco y Hotel Transylvania 3 se encontraron entre las más vistas de la temporada en las salas locales

02:42
Video

Si bien la taquilla está cada vez más globalizada (a partir de estrenos simultáneos y masivos en todo el mundo), todavía se perciben algunas diferencias significativas en el consumo cinematográfico dentro de la Argentina y en el exterior.

*De las cuatro películas más vistas en nuestro país en 2018 tres fueron producciones animadas ( Los Increíbles 2, Coco y Hotel Transylvania 3. En cambio, si se analizan las cifras globales, Los Increíbles 2 recién aparece en el cuarto puesto y Hotel Transylvania 3, en un lejano 15° puesto.

* Pantera Negra fue el título más popular en los Estados Unidos y el segundo más exitoso en todo el mundo con 1350 millones de dólares de recaudación. En la Argentina, sin embargo, ni siquiera llegó al millón de tickets y con 970.000 localidades debió conformarse con el 11º lugar del ranking anual.

*Siguiendo con los superhéroes –que tan bien funcionan en el exterior mientras que en el mercado local tienen un desempeño bastante irregular–, Venom fue el quinto film más visto en todo el mundo con 855 millones de dólares, pero en la Argentina apenas superó los 750.000 espectadores y figuró en el puesto 13.

La queenmania pegó más fuerte en las salas argentinas que en las norteamericanas
La queenmania pegó más fuerte en las salas argentinas que en las norteamericanas

*La queenmanía fue mucho más fuerte en nuestro país que en Estados Unidos. En los cines nacionales quedó sexta con casi 1.500.000 entradas. En los cines norteamericanos, en cambio, quedó relegada al 13er. lugar en el ranking anual.

*Mientras en la Argentina la concurrencia cayó algo más del 6%, en los Estados Unidos este año se quebró el récord histórico de recaudación con más de 11.500 millones de dólares en boleterías. En el Reino Unido, a pesar de la crisis económica por el conflicto del Brexit, la gente fue más que nunca al cine. De hecho, ya se superaron los 176 millones de entradas vendidas de la temporada récord de 1971. El negocio del cine, pese a tantos pronósticos agoreros, sigue gozando de una excelente salud.

Las 10 películar argentinas que más recaudaron

  • El Ángel 1.335.000 entradas
  • El amor menos pensado 770.000
  • Re loca 745.000
  • Mi obra maestra 720.000
  • El Potro: lo mejor del amor 535.000
  • Animal 460.000
  • Acusada 370.000
  • Perdida 265.000
  • Bañeros 5: lentos y cargosos 150.000
  • La reina del miedo 125.000

El cine aún goza de buena salud

El fenómeno Roma, tan difundido en estas horas, y cierta sensación térmica instalada en el hogar en estos días de escasos estrenos pueden hacernos creer equívocamente que el streaming y el consumo hogareño de películas ganaron la batalla definitiva frente al viejo y tradicional hábito de ir al cine.

Como suele ocurrir, la realidad se encarga de desmentir lo que muchos suelen dar por hecho con demasiada liviandad. En este sentido, el dato más significativo del balance de este año (la concurrencia a los cines bajó en 2018 mucho menos que los restantes rubros del consumo cultural) es al mismo tiempo el primer indicio de lo que puede llegar a ocurrir en 2019.

Una de las leyes de hierro de la economía (la oferta genera su propia demanda) se aplica en el cine con mucha más fuerza que en el resto de la industria del entretenimiento. Y en este escenario global de consumo de múltiples pantallas hay nombres, marcas y figuras que todavía están pensadas y concebidas para llegar primero a la más grande de todas, las del cine. La atracción que ejercieron en 2018 Coco, Los Increíbles 2 y Hotel Transilvania 3 se repetirá el año que viene con Toy Story 4, Frozen 2, La vida secreta de tus mascotas 2, Avengers EndGame y los regresos (en nuevo envase) de Aladdin, Dumbo y El rey león. Y hay unos cuantos ejemplos más. Hasta nuevo aviso, el cine resiste mejor que nadie las suposiciones, los equívocos apresurados y los embates de la recesión. Marcelo Stiletano

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.