La naturaleza es la peor enemiga del hombre

M. Night Shyamalan naufraga con su nuevo thriller
(0)
19 de junio de 2008  

El fin de los tiempos (The Happening, EE.UU./2008). Dirección y guión: M. Night Shyamalan. Con Mark Wahlberg, Zooey Deschanel, John Leguizamo, Ashlyn Sanchez y otros. Fotografía: Tak Fujimoto. Música: James Newton Howard. Presentada por 20th. Century Fox. Hablada en inglés. Duración: 90 minutos. Calificación: sólo apta para mayores de 13 años, con reservas.

Nuestra opinión: regular

Con el correr de los años, la naturaleza suele dar sorpresas, y no siempre éstas son beneficiosas para la humanidad. Esta historia comienza sin una clara advertencia y, en cuestión de minutos, Nueva York se ve invadida por episodios en los que hombres, mujeres y niños caen sin vida en las calles y el pánico se va extendiendo hacia otras comarcas en las que el viento, el césped y las flores se transforman en elementos peligrosos para todos quienes se cruzan en sus caminos.

¿Qué está provocando este colapso repentino y absoluto que deja un tendal de víctimas? Para Elliot, un profesor que está transitando por una crisis matrimonial con Alma, lo más importante es hallar la manera de huir del misterioso y mortal fenómeno. La pareja, primero en tren y luego en automóvil, acompañada por Julian, amigo de Elliot y experto en matemáticas, y por su pequeña hija, viaja raudamente hacia Pensilvania, donde espera estar fuera del alcance de los espeluznantes y cada vez más frecuentes ataques.

No obstante, muy pronto se vuelve evidente que ningún lugar es seguro, ya que ese asesino aterrador e invisible no puede ser evadido. Y mientras Julian decide separarse del grupo para hallar a su esposa dejando a su hija con Elliot y Alma, éstos recorren kilómetros de campo perseguidos por ese viento que es sinónimo de muerte segura. El director y guionista M. Night Shyamalan intentó construir un thriller en el que el suspenso y la angustia marchen de la mano, pero su intención quedó a mitad de camino entre un relato alargado y sin demasiada consistencia dramática y una repetición de elementos que en otros films de este género lograron una mayor astucia y una dosis de elevado terror.

Un relato estanco

La trama consigue cierto interés en los primeros minutos de su metraje, pero luego se transforma en una reiterativa cadena de diálogos con poco interés y se estanca en la fuga de los protagonistas que, sin mayor motivo, se enfrentan con personajes carentes de lógica y de emoción.

El fin de los tiempos , pues, se inserta en esa enorme galería de películas que los productores norteamericanos siempre creen que asustarán a los espectadores, pero aquí el miedo está tan ausente como la tensión que necesitaba el desarrollo de la anécdota.

Los trabajos de Mark Wahlberg y de Zooey Deschanel procuran dar vivacidad al relato, pero poco es lo que logran al tener en sus manos un guión que, con una música engolada y una fotografía sin demasiada imaginación, naufraga sin remedio hasta un final que, como una ingenua vuelta de tuerca, advierte que la naturaleza puede ser muy peligrosa en cualquier rincón del mundo.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.