Reino Unido: la industria regula por primera vez cómo filmar escenas de sexo

Emilia Clarke confesó que fue presionada para desnudarse durante las primeras temporadas de Game of Thrones
Emilia Clarke confesó que fue presionada para desnudarse durante las primeras temporadas de Game of Thrones Fuente: Archivo
Marcelo Stiletano
(0)
22 de noviembre de 2019  • 11:24

El cine y la televisión ya cuentan con la primera guía de su historia reciente con instrucciones expresas y precisas para la filmación de escenas de sexo o que incluyen desnudos. La acaba de dar a conocer en el Reino Unido la asociación Directors UK, que nuclea a todos los realizadores profesionales que trabajan allí en la industria del entretenimiento.

La guía está dirigida a todo tipo de proyectos cinematográficos y televisivos, desde las superproducciones financiadas por los grandes estudios hasta las obras independientes de bajo presupuesto, con la idea de que se conviertan con el tiempo en reglas cotidianas y aceptadas por toda la industria.

Las normas, instrucciones y recomendaciones fueron compiladas en un documento especial bajo el título "Directing Nudity & Simulated Sex" que puede descargarse sin restricciones desde el sitio oficial de Directors UK en Internet. Allí, luego de consideraciones generales que apuntan a desarrollar un "espíritu colaborativo" en todos estos casos, se enumera una serie de indicaciones y pautas para el trabajo de los directores con los otros componentes de la actividad diaria en la industria del entretenimiento en este caso: actores, productores, guionistas, directores de casting, agentes, responsables de vestuario y maquillaje y "coordinadores de intimidad".

Esta última categoría, de creación reciente y en pleno funcionamiento dentro de estructuras tan poderosas como la de la cadena HBO, se ocupa de garantizar que las escenas de sexo se hagan bajo la atmósfera más segura para actores y trabajadores en ciclos como el recientemente concluido The Deuce, centrado en la industria pornográfica de los años 70. Este nuevo tipo de especialidad dentro de la industria del entretenimiento surgió casi de manera natural luego de que estallaran las denuncias sobre abuso y acoso sexual en el mundo del cine y la TV con casos resonantes que impulsaron la aparición de movimientos como el #MeToo y Time's Up.

En el caso del trabajo con los actores, la guía aconseja al director, entre otras medidas y prevenciones, no incluir desnudos o semidesnudos durante los ensayos, ya que sólo corresponden al momento de la filmación. También sugiere que los ensayos se hagan siempre en "espacios profesionales" y en horario laboral. Y recomienda que toda escena en la que debe representarse la violencia sexual se haga con la presencia activa de un coordinador de intimidad. También se indica que quede claro desde el vamos y con anticipación cuál es el alcance de una escena sexual. Por ejemplo, que no se admitan los besos con lengua, a menos que los actores y el director hayan acordado de antemano lo contrario.

Con los productores, el director debe compartir la lectura del guión antes de cualquier acción de rodaje, a fin de discutir por adelantado cualquier situación ligada a este tipo de escenas. También se alienta a mantener el intercambio de información para garantizar la tranquilidad y la protección de actores y actrices "incluyendo cualquier tipo de modificaciones que sean necesarias en la narración".

Con los guionistas, se sugiere al director conversar con ellos a partir de la premisa de que un desnudo o una escena de sexo simulado "deberían incluirse en el guión sólo en el caso de que sean esenciales dentro de la historia". Y también recomienda plantear en una conversación previa al rodaje esta pregunta: "¿Es necesario mostrar en detalle una escena de violencia sexual? ¿Podría ser suficiente con sugerirla?"

The Deuce, de HBO, fue el pionero en implementar la figura de "coordinador de intimidad", que consensúa con los intérpretes las escenas de sexo, rol que los directores británicos adoptan con este protocolo
The Deuce, de HBO, fue el pionero en implementar la figura de "coordinador de intimidad", que consensúa con los intérpretes las escenas de sexo, rol que los directores británicos adoptan con este protocolo Crédito: HBO

Para el contacto con los directores de casting, se alienta a los directores a establecer que toda audición o casting debe hacerse en horario laboral y en "espacios profesionales", advirtiendo de antemano a los intérpretes qué tipo de acción tendrán que representar. Y dejar en claro que jamás debe darse por supuesto que un actor o una actriz se sienten a gusto en una escena de sexo simulado o en la que deben aparecer desnudos. "Inclusive en el caso de que lo hayan hecho antes en otra película o serie", subraya la guía.

No a los desnudos en el casting

También insta a los directores a establecer reglas estrictas en las audiciones, durante las cuales jamás debe aceptarse un desnudo completo. En el caso de los semidesnudos, los actores y sus representantes deben recibir al menos 48 horas antes de una audición esa exigencia, junto con una versión completa del guión. Y les exige a los directores no pedirles jamás a los actores que graben actuaciones sin ropa o simulando actos sexuales.

Finalmente, alienta a los directores a escuchar sugerencias de los responsables de vestuario y de maquillaje para establecer que tipo de elementos de indumentaria o prótesis podrían ser útiles para proteger a los actores de una exposición completa o el riesgo de una situación incómoda para ellos mientras filman escenas de sexo.

"El director, como líder creativo de una producción, debería marcar el tono profesional y las normaes básicas de comportamiento y respeto dentro de un set. Estamos aquí para garantizar que ningún miembro del elenco o del equipo técnico de cualquier producción quede expuesto a situaciones en las que se sienta inseguro, explotado o mal orientado mientras lleva adelante su trabajo en medio de este material tan sensible", dijo la responsable del comité directivo de Directors UK, Susanna White.

Los medios británicos recordaron que el lanzamiento de esta guía se produjo pocas horas después de que la actriz Emilia Clarke, una de las protagonistas de Game of Thrones, reconociera que no la pasó bien filmando escenas de sexo y desnudos en las primeras temporadas de la serie emitida por HBO.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.