Streaming: El traidor de la mafia, una épica deslumbrante de Marco Bellocchio

En El traidor, su última película, Marco Bellocchio narra la historia de Tommaso Buscetta (Pierfranco Favino), un arrepentido d cuyas revelaciones sirvieron para encarcelar a más de 300 mafiosos
En El traidor, su última película, Marco Bellocchio narra la historia de Tommaso Buscetta (Pierfranco Favino), un arrepentido d cuyas revelaciones sirvieron para encarcelar a más de 300 mafiosos
Diego Batlle
(0)
26 de mayo de 2020  • 12:07

El traidor de la mafia (Il traditore, Italia/2019) Dirección: Marco Bellocchio Guion : Marco Bellocchio, Valia Santella, Ludovica Rampoldi y Francesco Piccolo Fotografía : Vladan Radovic Música: Nicola Piovani Edición: Francesca Calvelli Elenco : Pierfrancesco Favino, Luigi Lo Cascio, Fausto Russo Alesi, Maria Fernanda Cândido, Fabrizio Ferracane y Nicola Calì Duración: 145 minutos. Disponible en: alquiler, en Cablevisión Flow, Claro Video, Movistar Play, iTunes y Google Play. Nuestra opinión: excelente

Hace apenas un par de semanas El traidor de la mafia , el más reciente largometraje de ese legendario y notable director que es Marco Bellocchio, arrasó en los premios David di Donatello (los Oscar del cine italiano) al quedarse con seis de las principales estatuillas: Mejor Película, Dirección, Guion, Actor Protagónico, Actor Secundario y Edición. Fue el broche de oro para una carrera que había comenzado exactamente un año antes con su estreno mundial en la Competencia Oficial del Festival de Cannes. El film estuvo a punto de llegar a las salas argentinas, pero la filial local de Sony finalmente canceló el lanzamiento y desde hace pocos días está disponible para el alquiler en distintas plataformas de streaming.

Con más de 80 años y 55 de carrera (su brillante ópera prima, I pugni in tasca , es de 1965), el gran maestro italiano sigue rodando poderosas crónicas políticas que conectan con inteligencia y espíritu provocativo el traumático pasado con el complejo presente. En el caso de El traidor de la mafia , expone en todas sus aristas la historia de Tommaso Buscetta y el derrumbe de la Cosa Nostra.

La amplia y brillante filmografía de Bellocchio incluye varias ficciones a partir de hechos y personajes reales de la vida sociopolítica italiana. como Buongiorno, notte , sobre el secuestro de Aldo Moro por parte de las Brigadas Rojas, o Vincere , sobre la amante secreta de Benito Mussolini. En El traidor de la mafia , la película más ambiciosa a nivel presupuestario (y en varios aspectos también en lo narrativo) de toda su carrera, el director de El diablo en el cuerpo , La nodriza, La hora de religión y Sangre de mi sangre describe veinte años en la vida de Buscetta, uno de los primeros mafiosos sicilianos que ingresó como pentito (arrepentido, informante, "garganta profunda") del programa de protección de testigos que derivaron en juicios que llevaron a la cárcel a 366 integrantes de la Cosa Nostra y tuvieron implicancias políticas que alcanzaron, entre otros, al todopoderoso Giulio Andreotti.

Sin pretender hacer comparaciones exageradas ni odiosas, El traidor de la mafia es como El padrino de Bellocchio: una épica de dos horas y media (que jamás se resiente en su potencia, dinámica e interés) sobre la vida personal, familiar, judicial y política de Buscetta (un impecable Pierfrancesco Favino), quien se exilió primero en Río de Janeiro (su tercera esposa era brasileña) y luego, tras romper con el pacto de silencio de la omertà y ya como testigo protegido, vivió en distintas zonas de los Estados Unidos (New Hampshire, Colorado, Florida y Nueva York).

El traidor de la mafia comienza en 1980 durante una fiesta en la que participan representantes de las distintas familias de Palermo. Se supone que se ha alcanzado una tregua (entre los rivales de Buscetta estaban los corleonesi liderados por Totò Riina), pero las matanzas (imponentes las sangrientas escenas de balaceras que filma Bellocchio) no tardan en volver. Más allá de ese preámbulo, el corazón de la película será su participación como testigo principal en el Maxi Proceso que llevó adelante el famoso juez Giovanni Falcone (Fausto Russo Alesi), con quien Buscetta llegaría a tener una muy estrecha relación.

Bellocchio maneja con destreza, ductilidad y pulso firme las distintas vertientes del relato: desde las miserias íntimas hasta las pasiones y tensiones con su esposa Cristina (Maria Fernanda Cândido), pasando por el tema de los códigos de moral de la vieja Cosa Nostra devenidos en un ojo por ojo sin límites. Honor y venganza, dos de los ejes de El traidor de la mafia .

El director claramente empatiza con "el traidor" y utiliza algunas imágenes de archivo para exponer la fidelidad (con algunas inevitables licencias artísticas, por supuesto) de su reconstrucción de los hechos. De todas maneras, así como no lo juzga, tampoco lo convierte en héroe o en víctima, sino que le otorga un alto grado de conciencia respecto de su accionar y sus efectos.

Operística y grandilocuente pero jamás banal ni superficial, El traidor de la mafia relata sin concesiones un capítulo importante de la historia de su país (los políticos estuvieron durante mucho tiempo ligados a los negocios sucios de la mafia), incursionando en el thriller judicial, el melodrama y el cine de acción con absoluta naturalidad, solidez y apelando a un clasicismo narrativo ya en vías de extinción que se disfruta y agradece. La película de un resistente (Bellocchio) sobre un sobreviviente (Buscetta).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.