Top Five: grandes escenas protagonizadas por Matt Damon

Matt Damon y Robin Williams en En busca del destino
Matt Damon y Robin Williams en En busca del destino Fuente: Archivo
Un repaso por las mejores secuencias comandadas por el actor de Jason Bourne
Milagros Amondaray
(0)
5 de agosto de 2016  • 00:15

*1. "No es tu culpa" - En busca del destino (1997)

Cómo olvidar las cuatro palabras que emplea el psicólogo Sean Maguire ( Robin Williams , premiado con el Oscar por este papel) para quebrar la coraza de Will Hunting ( Matt Damon ), ese joven genio atormentado por un pasado de abuso y falta de afecto. Sean conecta con Will no solo por ser él mismo un "southie" (quienes crecieron en el sur de Boston) sino también por haber padecido en carne propia el sadismo de una figura paterna agresiva.

En busca del destino tiene muchísimos momentos "mano a mano" honestos e indelebles - el monólogo de Sean a Will en el parque, la dura ruptura de éste con Skylar, el pedido de Chuckie a ese amigo de toda la vida - pero en la secuencia que nos ocupa, Damon atraviesa todos los estadios de su complejo personaje: desde la soberbia, pasando por la indiferencia autoimpuesta, hasta ese llanto que parece no terminar nunca. Por el guión del film de Gus Van Sant, tanto Damon como Ben Affleck obtuvieron el premio de la Academia.

*2. Tom Ripley asesina a Dickie Greenleaf - El talentoso Sr. Ripley (1999)

Junto a Jude Law en El talentoso Sr. Ripley
Junto a Jude Law en El talentoso Sr. Ripley Fuente: Archivo

En una de sus mejores interpretaciones, Damon se puso al hombro la enorme creación literaria de Patricia Highsmith y su estudio del personaje de Tom Ripley se vislumbra en las tímidas sonrisas que esboza en sus salidas con Dickie Greenleaf ( Jude Law ) y Marge Sherwood ( Gwyneth Paltrow ); en las miradas intensas pero efímeras que comparte con el propio Dickie y en la forma en la que intenta esconder el nerviosismo cuando Freddie Miles ( Philip Seymour Hoffman ) pone al descubierto sus incongruencias.

La escena elegida (el asesinato de Dickie en el bote) es precisamente la que divide al medio a la película de Anthony Minghella. Por un lado, porque implica la salida del personaje más luminoso de la historia ("cuando te presta atención es como si el Sol brillara sobre vos y es glorioso, pero cuando se olvida de que existís todo se vuelve extremadamente frío", dice Marge sobre Dickie) y, por el otro, porque es el puntapié para el robo de identidad de Ripley y su imperiosa necesidad por convertirse en una persona que no será nunca. Damon capta esa frialdad de la que habla Marge y la desparrama por todo la segunda mitad del film con una fascinante perversión.

*3. Scott Thorson comienza a trabajar para Liberace - Behind the Candelabra (2013)

En la brillante Behind the Candelabra, con Michael Douglas
En la brillante Behind the Candelabra, con Michael Douglas Fuente: Archivo

La película de Steven Soderbergh para HBO - adaptada por Richard LaGravenese de las memorias de Scott Thorson Behind the Candelabra: My Life with Liberace - es sencillamente maravillosa. Lo que en primera instancia es una biopic anclada en lo kitsch que muestra la fastuosa vida de Liberace ( Michael Douglas ) y su cultura del reciclaje de esos boy toys que trabajaban para él, se enamoraban y a los meses terminaban siendo echados de su mansión, posteriormente muta en una historia devastadora sobre un hombre que murió sin haber podido (ni querido) vivir su verdadera sexualidad con libertad.

Si bien Douglas se lleva puesta la película, Damon está igual de brillante como Thorson, ese joven que a los diecisiete años cambió radicalmente su rutina cuando Liberace ofició como una suerte de padre primero, amante después para finalmente convertirse en el (des)amor de su vida. Desde el delirante montaje con las cirugías que Liberace se hacía (y le obligaba hacerse a Thorson) hasta el íntimo momento que comparte el virtuoso pianista con Scott poco antes de morir, Behind the Candelabra, si se me permite la expresión, da siempre en la tecla.

*4. La ciencia ante todo - Misión rescate (2015)

Como Mark Watney en Misión rescate
Como Mark Watney en Misión rescate Fuente: Archivo

Si bien el haber recibido la nomenclatura de "comedia" en los Globos de Oro parecía un hecho injusto e inexplicable - incluso por su director - , hay algo de verdad en esa clasificación. Misión rescate es una perfecta adaptación de Drew Goddard de la novela de Andy Weir que, desde el vamos, se erige en la catarata de chistes desplegados por el inquebrantable Mark Watney. Por lo tanto, el film del desparejo Ridley Scott, independientemente del componente dramático que viene por añadidura con la odisea de un hombre que está solo en Marte, se mueve con la agilidad, el carisma y la presura de una obra cómica.

Como sucedía con Ripley, Damon vuelve a componer con astucia a un personaje literario y sostiene el film a través de viñetas en las que vemos cómo la ciencia ("I'm gonna have to science the shit out of this", ¿mejor frase cinematográfica de 2015? ) es lo que termina salvando a un hombre que jamás considera el darse por vencido como una opción viable para lidiar con la adversidad.

*5. El enfrentamiento de Colin Sullivan con Billy Costigan - Los infiltrados (2006)

Con Leonardo DiCaprio en Los infiltrados
Con Leonardo DiCaprio en Los infiltrados Fuente: Archivo

Los papeles de villano no son frecuentes en la filmografía de Damon, ya que con excepción del mencionado Tom Ripley y (en menor medida) del de Charlie Dillon en School Ties, el actor oscila entre héroes de acción, intervenciones cómicas y papeles dramáticos donde predomina la figura del "good guy". Por lo tanto, su interpretación de Colin Sullivan en Los infiltrados fue un verdadero placer, porque en cierto punto se conecta con la de El talentoso Sr. Ripley: en ambos casos se busca mantener una fachada como producto de la ambición desmedida.

En un film en el que Leonardo DiCaprio hace uno de sus mejores trabajos como el malogrado Billy Costigan; en el que Jack Nicholson se entrega a la caricatura y en la que el tándem Alec Baldwin - Mark Wahlberg acapara muchas de las escenas; Damon está perfecto en un rol que requiere de la capacidad de pasar inadvertido hasta que las circunstancias le requieran lo contrario. En este sentido, la confrontación de Billy y su desazón porque se haya eliminado su historial como policía, es uno de los puntos más álgidos de esta remake de Martin Scorsese de Infernal Affairs.

*DE YAPA: El trailer de Jason Bourne, estrenada esta semana:

PARTICIPACIÓN. ¿Qué otras escenas de Matt Damon sumarían a la lista?

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.