Conmoción popular por la muerte de Sandro