Marianela Núñez le pone a su gala de ballet una viñeta sobre un tema actual

Con Alejandro Parente, que además es su pareja debajo del escenario, Marianela Nuñez bailará el fragmento de una obra inédita de Julio López inspirada en el clásico "Casa de muñecas" de Ibsen
Con Alejandro Parente, que además es su pareja debajo del escenario, Marianela Nuñez bailará el fragmento de una obra inédita de Julio López inspirada en el clásico "Casa de muñecas" de Ibsen Crédito: Carlos Villamayor
Constanza Bertolini
(0)
16 de agosto de 2019  

"Me pareció que había vivido ocho años en esta casa con un extraño, y que había tenido tres hijos con él... ¡Ah! ¡No quiero pensarlo siquiera! Tengo tentaciones de desgarrarme a mí misma en mil pedazos!" Nora le da el anillo. Y deja las llaves. "¿Puedo escribirte?" "Ayudarte, si lo necesitás", dice Torvaldo, tarde, cuando su "avecilla" no dará vuelta atrás. Que no, le responde, y pronuncia el "adiós" justo antes de dar el portazo más famoso del teatro clásico, el de la primera obra feminista, tal vez.

La última escena de Casa de muñecas, de Henrik Ibsen, y sobre todo el clima que antecede al vendaval dramático de esta pieza que en diciembre cumplirá 140 años -cuando se estrenó, en 1879, generó gran controversia- se traslada a una sala de ensayo de la Fundación Julio Bocca. Allí otro Julio (López, coreógrafo, activo en sus ochenta) ha vuelto a la creación después de dos décadas. "Me tienen olvidado", comenta, pero no se detiene en un lamento; enseguida se ríe y en un arranque de energía busca un ángulo -"uso varios frentes, para dar volumen"- desde el cual ver con detalle lo que sigue. Una danza que interpreta la ruptura entre una mujer aparentemente frágil, que logrará liberarse (abrir la jaula) de la opresión de un matrimonio que no es lo que parece. En proceso, la pasada dispara unas cuantas correcciones que llegan para darle más sentido a los pasos de Marianela Núñez y Alejandro Parente, que ya tienen a Nora y Torvaldo en el cuerpo. "No te hagas el bueno -le marca primero-. ¡Es más libidinoso!" Y en otro momento, el director le pide a ella: "¡Más triunfante! ¡Esa es mi Nora!", celebra el acierto interpretativo.

En el espectáculo benéfico que hace cada agosto en San Martín, bailará un drama inspirado en "Casa de muñecas"
En el espectáculo benéfico que hace cada agosto en San Martín, bailará un drama inspirado en "Casa de muñecas" Crédito: Carlos Villamayor

La bailarina argentina, primera figura del Royal Ballet de Londres, prepara este estreno para la gala benéfica que cada agosto presenta en San Martín, su lugar de origen. Durante las vacaciones en la compañía inglesa, su visita se volvió una norma de este lado del mapa: con entradas agotadas, mañana y el domingo habrá funciones en el Club Alemán, con artistas invitados (ver aparte).

Si anteriormente fue el piazzollano Kicho lo que los reunió, ahora su relación con López va por una nueva aventura. "Tiene una forma muy teatral de ver la danza y eso me atrapó enseguida", reconoce Núñez en el coreógrafo, quien justamente se autodefine "teatrero desde siempre", y entre los dos cuentan que de la idea inicial de montar un solo sobre Casa de muñecas pasaron a esta variante, más extendida, que dura exactamente lo que expresa el título con el que se anuncia: 16' 32" en la vida de Nora Helmer. En verdad, trabajando a solas frente a la computadora, López imaginó una pieza mayor para el Quinteto para piano de Schnittke, con más bailarines (aquí son tres, porque también está en escena Pablo Fermani), pero como el formato de gala exige cierta "agilidad" y aire "festivo", con un cuarto de hora ya había drama suficiente.

"Le estoy agradecida por esta obra en este momento que estamos viviendo, cuando la figura de la mujer se está respetando y escuchando, tan fuerte", opina Marianela. "Una y otra vez vuelvo a pensar qué increíble este personaje que fue creado hace tanto tiempo y que nos deja a nosotras, las mujeres, y a la sociedad, un mensaje tan fuerte", reflexiona sobre el libro, del que además vio adaptaciones al cine y a la escena, incluso versiones inspiradas en Ibsen desde la danza, como la del English National Ballet.

Una silla, un antifaz, un libro y poco más; de telón de fondo no está la típica Navidad, sí una proyección que quiere dar contexto de intimidad a la escena. Ella abre los brazos una, dos, tres veces, como quien reitera una pregunta, con la misma insistencia que a veces adquiere una frase musical. Ya se sabe: la respuesta sonará rotunda como un portazo.

Con Gustavo Carvalho, del Sodre, Marianela Nuñez hará el gran pas de "Don Quijote"
Con Gustavo Carvalho, del Sodre, Marianela Nuñez hará el gran pas de "Don Quijote" Crédito: Carlos Villamayor

PARA AGENDAR

En las galas del fin de semana, Marianela Núñez tendrá como partenaire a su pareja, el bailarín Alejandro Parente, y Gustavo Carvalho (de la compañía del Sodre uruguayo), con quien hará una suite del tercer acto de Don Quijote. Además, con dirección artística de Analía Domizzi, el espectáculo reunirá a el Ballet Folklórico Nacional (presentarán Amanecer salteño), el Grupo Cadabra ( Lo que tenía que ser), la Compañía de Danza Municipal, la Compañía de la Unsam, bailarines del Teatro San Martín, del Argentino de La Plata y la Compañía Nacional de Danza Contemporánea.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.