"No quiero hacer una compañía que sólo mire hacia el pasado"

La directora del English National Ballet bailará en la gala del Colón
Laura Chertkoff
(0)
11 de septiembre de 2013  

Tamara Rojo nació en Montreal, Canadá, en una familia de migrantes españoles. Se formó como bailarina en Madrid y hace más de quince años que vive y baila en el Reino Unido. Desde el año pasado es la directora del English National Ballet. "Haber nacido en una familia de migrantes me enseñó que uno no se debe aferrar a la tierra. Siempre sentí que hay que seguir los sueños, ocurran donde ocurran." La compañía que dirigirá por los próximos cuatro años fue creada en 1950 para llevar la danza clásica a todas las regiones del Reino Unido. "Intentamos llegar a un público muy ecléctico. Cada año tenemos miles de entradas a 10 libras, un precio inferior al de una entrada de cine. Somos conscientes de que hacemos una labor educativa", sostiene.

Esa labor ha dado sus frutos, ya que, según algunas investigaciones británicas, el público de la danza ha crecido en estos 10 años. Hablan del "efecto Billy Elliot " y la influencia del teatro musical y los realities de danza por TV. "Algunos dicen que el público del ballet está muriendo. Pero en las sociedades europeas, el público es cada vez más activo", dice.

Es habitual que, al retirarse, los bailarines clásicos se dediquen a dirigir compañías de ballet. No es el caso de Rojo, que planea dejar el escenario sólo dentro de cinco años. Cuando detalla su repertorio como bailarina, se puede ver la cantidad de producciones neoclásicas del siglo XX y el XXI. Y está virando el repertorio de la compañía que comanda hacia allí. "El primer programa que diseñé fue con Jiri Kylian y Roland Petit. Y tenemos planeado trabajar algo de Liam Scarlett, de Russell Maliphant, de William Fortside. No es que no me interesen los clásicos. Pero no quiero hacer una compañía que sólo mire hacia el pasado."

Talentos del mundo

La presentación de Rojo en el Teatro Colón se da en el marco de una gala compuesta por una serie de p as de deux a cargo de talentos de diversos teatros del mundo, y una segunda parte sostenida por el Ballet Estable del teatro, con coreografía de Lidia Segni y música de Astor Piazzolla.

La primera parte tendrá coreografías de George Balanchine, Alonzo King y Frederick Ashton, así como clásicos de Marius Petipa: La b ella d urmiente, Don Quijote y El c isne n egro. "Lo más interesante de estas galas internacionales es que sirven para ver qué está haciendo otra gente en otros sitios. Es un momento de aprendizaje. Siempre me quedo al costado del escenario viendo qué bailan los demás. Porque puedes ver lo mejor del mundo entero y eso es siempre interesante, para mí y para el público", señala.

Su participación en el espectáculo se compone de dos piezas muy diferentes entre sí: Raymonda , de Alexander Glazunov, e Isadora , con coreografía de Frederick Ashton.

El pas de deux de Raymonda que se verá esta noche es la versión de la coreógrafa cubana Loipa Araujo, directora adjunta del English National Ballet. "Es muy clásico, con un estilo muy ruso, con mucha técnica. Creo que es fácil de ver", opina Rojo. La coreografía de Frederick Ashton está montada sobre cinco valses de Brahms, para ser bailados "en el estilo de Isadora Duncan". Fue Lidia Segni en persona quien decidió incluir esta obra en el programa. "Es una pieza más complicada, porque realmente no hay técnica. Está hecha sólo de emociones y musicalidad. Tengo la reputación de tener una técnica muy fuerte, pero esto es pura poesía. Hay que dejarse soñar."

Todas las estrellas

Bailarán Tamara Rojo y Fernando Bufala (English National Ballet), Meredith Webster y Keelan Whitmore (Alonzo King Lines Ballet), Anna Nikulina y Semyon Chudin (Bolshoi); Ana Sophia Scheller (New York City Ballet) y Davit Karapetyan (San Francisco Ballet); Ballet Estable del Teatro Colón. Hoy a las 20.30, en el Teatro Colón. Entradas desde $ 20.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.