Entretelones: eficaz comedia en dos partes

Un efectivo elenco
Un efectivo elenco Crédito: V. Guerman
Federico Irazábal
(0)
8 de febrero de 2018  

Entretelones / Libro: Michael Fryan / Elenco: Carolina Pujal, Sabrina Artaza, Esteban Prol, Darío Lopilato, Fabián Gianola, Ana Acosta, Chiqui Abecasis, Vanesa Butera y Mauro Francisco / Escenografía: Daniel Feijóo / Vestuario: Pepe Uría / Música: Martín Bianchedi / Dirección: Manuel González Gil / Teatro: Broadway / Duración: 90 minutos / Nuestra opinión: buena.

Hay todo un sector del teatro -desde el considerado "teatro de arte" hasta el más popular- que juega a dejar en evidencia los propios mecanismos de la representación teatral. Algunos lo hacen como modelo reflexivo sobre el problema de la estética y otros por el mero afán de apelar a un humor sencillo que se constituye desde una instancia meramente satírica de la propia institución teatral. Es allí precisamente donde hay que inscribir Entretelones, una comedia absolutamente menor en términos dramatúrgicos, pero eficaz como comedia de verano (si es que género semejante existe).

Una compañía de teatro ensaya una obra durante el primer acto mientras que, en el segundo, se realiza su estreno. El primero es visto desde la platea y el segundo desde camarines. A tal fin la escenografía diseñada por Daniel Feijóo gira 180 grados para mostrar los "entretelones" de una función teatral. Es allí donde se verán los problemas relacionales de los actores, sus historias amorosas y sexuales, sus problemas económicos y contractuales, el nerviosismo ante el estreno, entre otras cuestiones meramente "artísticas". Y en ese sentido habría que decir que la dirección de Manuel González Gil apuesta a dos obras en una: un primer acto en donde la obra pareciera ser aquello que parodia, mientras que en la segunda cae la máscara y la sátira se muestra ferozmente crítica del mundillo teatral (siempre con un humor apoyado en el chiste fácil). Así, entre la parodia y la sátira, esta comedia pretende reemplazar a la exitosa, en la temporada pasada, Como el culo. En ambas obras se persigue un humor sencillo, sin grandes juegos dramatúrgicos ni escénicos y con personajes aplanados para una rápida identificación que facilite la carcajada. En cuanto a los intérpretes, vuelve a resultar arrolladora y eficaz Ana Acosta, quien se pone la comedia al hombro y le marca el ritmo con la eficacia de una buena cómica ante compañeros que requieren de ese apoyo. En otro perfil interpretativo, muy distinto al de Acosta pero muy eficaz en su tono, se encuentra Chiqui Abecasis, por sobre todo en el primer acto, en el que demuestra una fibra para la densidad del grotesco que pocos, seguramente, conocían.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.