El gran premio de la cocina: el llanto desconsolado de un participante por la devolución que recibió

El participante preparó ayer unos alfajores de maicena que se rompieron y el participante se quebró en vivo
El participante preparó ayer unos alfajores de maicena que se rompieron y el participante se quebró en vivo Crédito: eltrece
(0)
9 de octubre de 2020  • 10:37

En el reality culinario de las tardes de eltrece, conducido por Carina Zampini, las emociones están a flor de piel ante percances o problemas al cocinar. Durante el programa de ayer, que fue un "jueves dulce" porque las consignas eran de repostería, Peque, uno de los participantes, no pudo disimular su tristeza y frustración por una preparación fallida.

Peque tuvo que preparar unos alfajores de maicena rellenos de dulce de leche. Cuando los llevó a la zona de degustación se pudo notar que la masa de los alfajores estaba toda partida. Christian Petersen, uno de los jurados, lo sintetizó en una palabra: "desmoronamiento".

Mauricio Asta, el pastelero y jurado, pudo explicar mejor lo que le pasó al participante y lo intentó contener: "Peque, el problema de esto fue el pesado, hubo algo en la que la pifiaste. En mi pastelería al día de hoy, si a mis pasteleros algo les sale mal en el pesado, toda la producción sale mal, y son profesionales y trabajan todo el día con esto. No es raro que te hayas equivocado, acá faltó algún líquido o un huevo".

Unos minutos después, ya fuera de la devolución, Peque fue a limpiar la cocina que utilizó y estalló en llanto. Juan Marconi, el coconductor del programa, lo vio de lejos y se acercó. "Lo veo compungido a Peque. ¿Qué sucede? ¿Bronca, ira, tristeza?", le preguntó. El participante dijo enojado: "Estoy re caliente". Marconi siguió indagando: "¿Por qué crees que pasó?".

Entonces Peque se sinceró y habló de sus sentimientos: "Porque no sigo lo que siento, lo que yo sé". El coconductor le dijo casi como en una sesión de terapia: "¿Vos sentías que tenías que hacer otra cosa?".

El cparticipante arrancó una servilleta para secarse las lágrimas y le respondió: "Sí, perdón". Mientras intentaba reponerse, Marconi lo consoló: "Tranquilo, tomá agua. Esto pasa obviamente en la cocina, tenemos que seguir. Ahí lo vemos a Peque triste y enojado".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.