Florián: "Este es el verdadero comienzo de mi carrera"

El hijo de Vicentico y guitarrista de los Cadillacs lanza su carrera solista con un puñado de canciones de amor low-fi
El hijo de Vicentico y guitarrista de los Cadillacs lanza su carrera solista con un puñado de canciones de amor low-fi Fuente: RollingStone - Crédito: Ana Bugni
Guillermo E. Pintos
(0)
13 de enero de 2020  • 09:43

Florián Fernández Capello es, desde 2019, simplemente Florián. Otra onda, dice él. Así es como dio su primer paso como solista, de la mano de un par de efectivas canciones que navegan suavemente aguas trap y un sonido low-fi contemporáneo, con dosis homeopáticas de electricidad guitarrera. De todas ellas, publicadas con cierta frecuencia mensual, "TKM" emergió como potencial hit del todavía llamado rock nacional a partir de una letra sentida y sincera, nada rebuscada pero contundente para decirle a alguien "te quiero mucho". Un inspirado estribillo potencia el atractivo de esta gema pop que dio a luz "el hijo de Vicentico", guitarrista, cantante y compositor de 24 años. El bonito dueto con la cordobesa Zoe Gotusso en la beatlesca "Mi amor se fue", refuerza la impresión de estar frente al comienzo de algo grande. Así lo percibe él también. "Es muy importante para mí sentir que todo lo que va funcionando es mérito propio", dice convencido.

Cantar y (casi no) tocar la guitarra es lo que se vio de él en sus primeros shows en Buenos Aires (La Tangente, Teatro Margarita Xirgu) y en los festivales La Nueva Generación (Córdoba) y Harlem (Santa Fe). Todo un desafío, asegura, y por varios motivos. "Mi ego de guitarrista está escondido, más bien lo cagué a palos... (risas). Claramente es parte de un proceso infancia-adolescencia-adultez. Es todo por lo que necesité pasar para llegar a este momento". Y si de cantar se trata, inevitables los comentarios sobre la figura paterna. "Es una comparación natural. ¡Claro que me parezco! ¿Cómo no me voy a parecer, si es mi viejo? Es una cuestión casi física". Todo sucede en un proceso que define como de "aprendizaje". "Me estoy desarrollando como cantante. Estoy aprendiendo un montón, a grabarme, a moverme en el escenario. Es muy difícil porque es una mezcla de varias cosas: algo muy físico, muy mental".

El también guitarrista de los eventuales Fabulosos Cadillacs -cuyo único show del año sucederá en Lollapalooza Buenos Aires- dejó atrás la experiencia grupal de Cállate Mark, con quienes grabó dos discos de rock guitarrero y tomó el riesgo de la aventura en solitario. "Venía en crisis con la banda y cuando volví de vacaciones, decidí desarmarla. Al toque empecé a grabar con Mariano -Otero, coproductor de los temas junto al babasónico Gustavo "Tuta" Torres- . Ya tenía algunas canciones, otras fueron compuestas en el momento. Tenemos una dinámica que fluye. Y así como laburamos, decidí empezar a publicarlas porque creí que representaba ese espíritu del estudio: llegar, grabar y listo".

Este año, esas canciones más otras por venir compondrán su primer disco, que será de producción independiente. "Tenía acceso a todo, pero es un riesgo que decido tomar. Confío mucho en las canciones. No reniego de una compañía discográfica grande, pero ahora necesito comprobar que todo lo que funciona es porque me lo gané. Me sirve a mí, aquí y ahora. Para ganar seguridad en lo que venga. Es el cierre de una etapa, pero también el comienzo de otra: el verdadero comienzo de mi carrera".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.