Función accesible de La vida extraordinaria, en el Cervantes

Valeria Lois y Lorena Vega, en La Vida Extraordinaria
Valeria Lois y Lorena Vega, en La Vida Extraordinaria
(0)
28 de agosto de 2018  • 18:23

¿Qué es un teatro para todos? ¿El que brinda una programación declamada popular (y debe, por tanto, definir su referencia)? ¿O el que abre las puertas de manera amable a todos los públicos de cualquier condición social, física e intelectual? Si se entiende que la primera opción es discutible pero la segunda es indispensable, nuestro único teatro público nacional está comenzando un camino nuevo en el diálogo entre arte y espectadores. Porque este miércoles a las 18, en la sala Orestes Caviglia, por primera vez habrá una función accesible en el Teatro Nacional Cervantes, experiencia piloto que se realizará con la obraLa vida extraordinaria, de Mariano Tenconi Blanco y la actuación de Valeria Lois y Lorena Vega.

¿Qué es una función accesible? Aquella que dispone lo necesario para que personas con discapacidad visual y auditiva puedan apreciarla. ¿Cómo se realizará? En primer lugar, el personal de la sala fue capacitado para recibir y ubicar de la mejor manera a las personas con discapacidad. Para las personas sordas, habrá dos intérpretes de Lenguaje de Señas Argentina (LSA) que se turnarán cada 20 minutos (la obra dura dos horas), ubicadas a un costado junto a los músicos para que puedan seguir las señas como si fueran un subtitulado. Para las personas con discapacidad visual, habrá una audiointroducción de seis minutos, antes del comienzo de la obra y escuchada por todos. La audiodescripción es un aporte del programa de Discapacidad de la Facultad de Filosofía y Letras (UBA). Además se incluirá un insert en el programa de mano habitual, escrito en macrotipo (para personas con poca visión) y un código QR que deriva a un video que cuenta, con la voz del director, lo que está escrito en el programa. También, por supuesto, el programa tendrá versión en Braille gracias a la Editora Nacional Braille y Libro Parlante, del ministerio de Desarrollo Social. Después de la función, habrá una charla debate coordinada por los especialistas en el área educación Juan Pablo Gómez y Aimé Pansera, siempre con intérpretes de LSA. El material pedagógico para los docentes también fue grabado, tarea en la que participó el director general del teatro, Alejandro Tantanian.

Esta será una función cerrada, no abierta, ya que forma parte del programa educativo del teatro que organiza funciones y charlas con alumnos y docente de nivel secundario, terciario y universitario. Este miércoles concurriran instituciones especializadas en personas sordas y con discapacidad visual. Pero también, para entender que la convivencia es una práctica, se invitó a los estudiantes de Arte Dramático de la EMAD de Lomas de Zamora.

"Desde un principio, cuando empezamos con Gestión de Públicos en el TNA – TC, planteamos el objetivo de cubrir esta necesidad y así lo hablamos con Alejandro Tantanian. Por suerte, las sinergias confluyeron. Tanto nuestra propuesta, la de Ana Durán y mía, como la del programa Cultura accesible a cargo de Viviana Susena, de la dirección de Innovación cultural de la Nación, apuntaron a lo mismo", dice Sonia Jaroslavsky, a cargo del área de Gestión de Públicos que comprende muchas otras actividades de inclusión, sobre el proyecto impulsado por el Ministerio de Cultura de la Nación. "Esta función piloto es lo que se ve de un montón de proyectos en marcha que de a poco se harán visibles. En la web se encontrarán audios de todos los directores y directoras de las obras y el año que viene habrá más funciones accesibles", agrega.

Según el Censo Nacional de 2010, casi el 13 por ciento de la población argentina presenta algún tipo de discapacidad permanente. De ese 12,9 total, el 59 por ciento tiene algún tipo de discapacidad visual; el 23,8 por ciento, alguna discapacidad motora; el 8,4, discapacidad cognitiva; y el 8,3, auditiva. Un porcentaje que significa personas limitadas en su acceso a la cultura, el ocio y al tiempo compartido con familia y amigos por las barreras comunicacionales existentes. Empezar a abrirles las puertas del teatro es ni más ni menos que darles acceso.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.