Historias que pasan de las librerías a las salas de cine

Las adaptaciones de best sellers, conmovedoras historias reales y brillantes novelas ocuparán un lugar destacado en la oferta de películas de esta temporada
Natalia Trzenko
(0)
7 de febrero de 2017  

Dev Patel, protagonista de Un camino a casa
Dev Patel, protagonista de Un camino a casa Crédito: Diamond Films / FOX

A veces hay quienes se olvidan, en medio de la avalancha de las adaptaciones de cómics, videojuegos, aplicaciones y programas de TV al cine, de que antes de tanto material de origen variopinto la mejor sociedad de la pantalla grande estaba integrada con la literatura. Un cruce que muchas veces deriva en grandes películas destinadas a ganar premios y ser recordadas por años y que muchas otras consigue taquillas récord que emulan la sensación que el libro causó en las librerías. Por ese lado va Cincuenta sombras más oscuras, que se estrena pasado mañana en la Argentina.

La continuación de Cincuenta sombras de Grey llega a los cines con una lección aprendida: por más criticados que hayan sido el fenómeno literario y la película que inspiró -fue "premiada" como la peor película de 2015 en la entrega de los Razzie-, eso no impidió que más de treinta millones de libros vendidos se tradujeran en una recaudación de casi 600 millones de dólares en todo el mundo.

Claro que la rica complicidad entre la pantalla y las páginas resulta mucho más interesante cuando llega la época de premios. Es en ese momento, que es éste, cuando recordamos que sin los libros muchas de las películas más destacadas y reconocidas no existirían. Este año, de los nueve films nominados a mejor película en los Oscar dos comenzaron como proyectos literarios.

Talentos ocultos, estrenada la semana pasada, primero fue un libro de no ficción de Margot Lee Shetterly que contó el rol fundamental que tuvieron las mujeres negras que trabajaban en la NASA al tiempo de la carrera espacial. Tan fascinante era la historia que recopiló la autora que aun antes de terminar de escribir el libro ya había vendido los derechos para su adaptación cinematográfica. Y otra conmovedora historia verídica fue el motor de Un camino a casa, film nominado a seis estatuillas (mejor película, actor, actriz de reparto, guión adaptado, fotografía y banda de sonido).

La película, que se estrenará la semana próxima, relata la epopeya de Saroo Brierley, un hombre nacido en la India que en la infancia quedó solo luego de resultar separado de su familia para ser adoptado por una familia australiana que lo ayudó a recuperar sus raíces. Gracias a las memorias del propio Saroo, publicadas este mes en la Argentina por Booket con el título de Un largo camino a casa, el film consiguió la necesaria autenticidad y la legitimidad que lo transformó en una de las sorpresas de la temporada de premios.

Más allá de las biografías y los libros de historia, cuando se trata de encontrar la próxima gran ficción el cine también suele recurrir a las bibliotecas. Y 2017 parece ser un año especialmente bibliófilo para la pantalla grande. De hecho, se anunció el estreno de al menos un film de origen literario por mes durante todo el año.

De la página a la pantalla

Janelle Monáe, Taraji P. Henson y Octavia Spencer en Talentos ocultos
Janelle Monáe, Taraji P. Henson y Octavia Spencer en Talentos ocultos Crédito: Diamond Films / FOX

En marzo llegará a los cines locales Silencio, la adaptación que hizo Martin Scorsese de la novela del japonés Shûsaku Endô que cuenta el viaje al país asiático de dos sacerdotes católicos, interpretados por Andrew Garfield y Adam Driver, para propagar su fe y buscar a su mentor (Liam Neeson), del que nada se sabe desde su travesía.

También llegaría en marzo la nueva película de Steven Spielberg, Ready Player One, basada en el libro de ciencia ficción escrito por el novelista Ernest Cline, un confeso fanático de Star Wars y del propio Spielberg. Cline debutó como escritor con este relato repleto de referencias a la cultura pop de los años 80 y que trata sobre las aventuras de un adolescente por el ciberespacio en busca de tesoros escondidos que podrían salvar al mundo.

Entre abril y mayo se verán La lección de August y The Circle, dos novelas casi opuestas en su mirada sobre el mundo. La primera, basada en el libro de R.J. Palacio, está apuntada a los lectores jóvenes adultos, aunque la película busque un público más amplio. El protagonista del dulce relato es Jacob Tremblay ( La habitación), como el niño que debe empezar en una nueva escuela después de pasar años de educación hogareña debido a una enfermedad congénita que deformó su rostro. Julia Roberts aparece en el papel de su aprensiva madre y Mandy Patinkin ( Homeland), como el profesor que cambiará sus vidas.

En el caso de The Circle, brillante novela de Dave Eggers, no hay lugar para la dulzura ni los tiernos sentimientos. Sí una aguda mirada sobre estos tiempos de hiperconexión. Por momentos parece más un relato de ciencia ficción, si no fuera cáusticamente realista. Un tono que el propio escritor debió trasladar al guión del film que encabeza Emma Watson, bien lejos de Hermione Granger, ese otro personaje literario que la hizo famosa.

Hacia mitad de año será el turno de un viejo conocido del cine: Stephen King. Entre julio y septiembre se estrenarán dos films basados en trabajos del gran maestro del terror. Primero será el turno de La torre oscura, protagonizada por Idris Elba y Matthew McConaughey, y luego llegará la nueva versión de It, que dirigió el argentino Andy Muschietti.

Para terminar el año, Jennifer Lawrence volverá a interpretar a un personaje nacido en la literatura de entretenimiento en Red Sparrow, film que sigue las aventuras de la espía rusa Dominika Egorova (Lawrence). También regresará a la pantalla el clásico de Agatha Christie Asesinato en el expreso de Oriente, con la dirección de Kenneth Brannagh, quien también interpreta al afamado inspector Hercules Poirot. Uno de esos personajes que funcionan en cualquier medio, pero que en la pantalla grande brillan.

Peter Jackson, de regreso a las sagas

Reconocido por su talento como director y, sobre todo, por su capacidad para filmar las aparentemente infilmables novelas de J.R.R. Tolkien –la trilogía de El señor de los anillos y El hobbit–, ahora Peter Jackson puso el ojo en una nueva serie de libros para llevarlos al cine como guionista y productor. El realizador neozelandés compró los derechos de la saga Mortal Engines, compuesta por cuatro novelas escritas por el británico Philip Reeve.

Dedicada al público adolescente, la historia de esta saga toma muchos elementos del steampunk. Desarrolla un relato futurista que transcurre en una Londres devastada por una guerra global que provocó desastres naturales y la pérdida casi total de la tecnología moderna. Esto obliga a la ciudad a reorganizarse con modos casi victorianos. Con semejante premisa y el respaldo de Jackson tal vez los Oscar de 2019 ya tengan su saga ganadora.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.