La esposa de "Tarzán" y otros 9 crímenes atroces de Hollywood

Crédito: El Tiempo / GDA
EL TIEMPO/GDA
(0)
18 de octubre de 2019  • 17:16

Hollywood, más allá de las luces y el prestigio, mostró varias veces su lado oscuro. Y el deceso reciente de Valerie Ely, la esposa del actor que interpretó a "Tarzán", es solo un ejemplo. A continuación, diez crímenes atroces ocurridos en la cuna del espectáculo.

Valerie Ely

Crédito: El Tiempo / GDA

Una llamada al 911 alertó a las autoridades de Colorado, en Estados Unidos. El pedido de auxilio provenía de la casa de Ron Ely, reconocido actor que interpretó a "Tarzán" durante los años 60. En un comunicado emitido por la oficina del Sheriff de este lugar se dice que, cuando los policías ingresaron a la vivienda, encontraron a Ely herido y a Valerie, su esposa, muerta y con heridas de arma blanca.

Cameron Ely, el hijo de la familia, fue identificado como sospechoso y, al tratar de detenerlo, "cuatro agentes dispararon contra el sospechoso, hiriéndolo fatalmente". Ron Ely, con 81 años, fue llevado al hospital. Valerie Ely falleció a sus 62 años y Cameron, su hijo y presunto asesino, a los 30 años.

Sharon Tate

Crédito: El Tiempo / GDA

Uno de los crímenes más recordados es el que la familia Manson cometió contra la actriz Sharon Tate. Tate, esposa del director Roman Polanski, estaba en su mansión en 1969 cuando los miembros del aberrante clan "La familia", dirigido por Charles Manson, ingresaron y la asesinaron a ella y a otras seis personas. Polanski no estaba en el lugar y se salvó. La actriz llevaba ocho meses de embarazo cuando la mataron.

Ramón Novarro

Crédito: El Tiempo / GDA

Ramón Novarro fue uno de los primeros galanes de Hollywood. Llegó a la cúspide del prestigio durante los años 20, siendo uno de los primeros grandes rostros de las películas con sonido. Novarro estaba en su casa en 1968 cuando fue sorprendido por dos asaltantes de 17 y 22 años que buscaban la "fortuna oculta" del actor.

Lo golpearon de tal manera que no sobrevivió a las agresiones. Los delincuentes apenas pudieron salir con 20 dólares.

Dominique Dunne

Crédito: El Tiempo / GDA

Dominique Dunne fue una actriz reconocida por su papel de Dana Freeling en la película "Polstergeist". El éxito de la película le dio cierto reconocimiento por los pasillos de Hollywood. Freeling fue agredida por su exnovio en diversas ocasiones y, en 1982, fue asfixiada por él. Falleció con tan solo 22 años.

Bob Crane

Crédito: El Tiempo / GDA

Bob Crane fue un reconocido comediante estadounidense durante la década de los 60. Protagonizó la serie de "Los héroes de Hogan", la cual fue muy popular. En 1978, Crane se encontró con su amigo John Henry Carpenter y luego su cuerpo apareció en las inmediaciones de una zona poco concurrida. Se acusó a Carpenter por el homicidio. Se encontraron restos craneales del comediante en el auto de Carpenter. Además, Bob habría sido asesinado con un trípode. Y Carpenter era fotógrafo.

Judith Barsi

Crédito: El Tiempo / GDA

Judith Barsi fue una actriz que con tan solo 10 años fue reconocida en Hollywood y que encontró la muerte cuando recién comenzaba a vivir. Barsi vivía en una familia disfuncional debido a que su padre, József Barsi, la maltrataba de múltiples maneras. El 25 de julio de 1988 József le disparó a Judith mientras dormía, hizo lo mismo con su esposa y vivió unos días con los cadáveres hasta que le prendió fuego a la casa y murió incinerado.

Rebecca Schaeffer

Crédito: El Tiempo / GDA

La muerte de Rebecca Schaeffer es el ejemplo de los macabros alcances de las obsesiones. Schaeffer tenía un fanático de 19 años que constantemente le enviaba cartas elogiando su belleza y sus dotes actorales. La asistente de la actriz decidió responder con una foto firmada por Rebecca. Robert Bardo, el futuro agresor, estuvo contento durante un tiempo gracias a la fotografía.

Schaeffer, por su parte, participó en la película "Escenas de la lucha de sexos en Beverly Hills" (1989) y protagonizó una sugerente escena íntima que enfureció a Bardo. El hombre tomó un arma, fue hasta la residencia de la actriz y le disparó. Schaeffer murió en el acto. Tenía 21 años.

Troy Mclure

Crédito: El Tiempo / GDA

Tal vez muchos recuerden a Troy Mclure por sus apariciones en "Los Simpson", una de las series animadas más famosas a nivel mundial. La voz del personaje fue dada por Phil Hartman, un aclamado actor y comediante que en los 90 llegó a la cúspide de la fama gracias a su participación en la serie, en la cual también prestó su voz para el personaje del doctor Lionel Hutz.

Su esposa Brynn, bajo los efectos alucinógenos, de las drogas y el alcohol, le disparó múltiples veces mientras dormía. Hartman falleció la noche del 24 de mayo de 1998, a los 49 años. Como un homenaje, los creadores de "Los Simpson" retiraron a Troy Mclure y a Lionel Hutz de la serie. Y en "Futurama", el protagonista fue nombrado en su honor (Phillip J. Fry).

Elizabeth Short

Crédito: El Tiempo / GDA

El cine y la literatura confluyeron para la creación de uno de los mitos criminales más recordados de Hollywood. Elizabeth Short fue una aspirante a actriz que durante los años 40 intentó sin mucho éxito impulsar su carrera sobre los escenarios. Sin embargo, su nombre pasó a la historia no por sus talentos artísticos, sino por las infames y misteriosas circunstancias de su muerte. Short apareció muerta en un parque de Los Ángeles: su cuerpo fue dividido en dos partes.

Diversos medios afirmaron en su momento que la joven de 22 años viajó a la ciudad a probarse para un casting. Otras teorías sugirieron que se trataba de un crimen cometido por algún compañero sentimental. Lo cierto es que, al día de hoy, no hay una certeza absoluta sobre quién mató a "La Dalia Negra", un nombre despectivo con el cual los medios apodaron a Elizabeth Short.

¿Por qué La Dalia Negra? Los periódicos Los Ángeles Herald-Express y el Herald- Examiner la llamaron así a raíz de un relato/guion de Raymond Chandler -maestro del género policial titulado "La Dalia Azul" y en el cual sucede un crimen con una víctima similar.

Sal Mineo

Crédito: El Tiempo / GDA

En 1976, un repartidor de pizza acabó con la vida de Sal Mineo, actor reconocido por su participación en "Rebelde sin causa". La película, de 1955, impulsó brevemente su fama, sin embargo, parecía que el papel, por lo menos a nivel artístico, lo consumía: no le llegaban ofertas para actuar en nuevas producciones. Se dedicó al teatro durante los años 60 y 70 hasta que ocurrió el fatídico suceso: Mineo regresaba a su casa cuando un repartidor de pizza lo atacó con un arma blanca. Según declaró el repartidor durante su juicio, atacó a Mineo desconociendo su identidad. Solo quería apuñalar a alguien.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.