Celeste Carballo se vuelve cada día más cuerda: "No hay que quedarse quieto"